Rajoy pide serenidad: «La economía española está saneada»

Subraya que «no son momentos para alimentar o añadir incertidumbres». Asegura que los españoles en Reino Unido y Gibraltar no perderán sus derechos, al menos en dos años

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia a primera hora de la mañana en el Palacio de La Moncloa, tras el Brexit.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia a primera hora de la mañana en el Palacio de La Moncloa, tras el Brexit.

El presidente del Gobierno en funciones asegura que los españoles podrán circular libremente, trabajar, cotizar y percibir pensiones, previsiblemente, al menos en los próximos dos años, en Reino Unido y Gibraltar.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha leído un comunciado en el que manifiesta que el Gobierno «toma nota con tristeza del resultado favorable a que Reino Unido abandone la UE». La primera consideración que ha querido transmitir es «serenidad y tranquilidad». Aunque se trata de la primera vez que un país sale de la UE, ha destacado que los tratados prevén un procedimiento negociado y dialogado de salida que durará al menos dos años desde la notificación oficial. La situación jurídica de las relaciones entre la UE y el Reino Unido no cambiarán en absoluto.

«Quiero dirigir este mensaje de serenidad y tranquilidad a aquellos que por su residencia en la UE o por sus actividades con este país puedan sentirse afectados por esta situación», ha señalado Rajoy. Todos los derechos que se derivan de su condición de españoles y europeos siguen en vigor hasta que no se produzca la salida definitiva. Podrán circular libremente, trabajar, cotizar y percibir pensiones, previsiblemente al menos en los próximos dos años. Y lo mismo ocurre con los trabajadores británicos que están en nuestro país. También ha ofrecido serenidad a las empresas e inversores que actúan en Reino Unido. Y por supuesto, un mensaje para los españoles que trabajan en Gibraltar, donde tampoco han cambiado sus derechos.

El Gobierno ha mantenido reuniones en las últimas semanas para prepararse ante este resultado y se han dado instrucciones a las instituciones españoles en el Reino Unido para que informen a los afectados. El Gobierno está en contacto permanente con sus socios europeos. Asimismo, ha anunciado que se reunirá hoy con los principales partidos para trasladarles la información de la que dispone, antes del Consejo Europeo.

También lanza un mensaje de tranquilidad a los mercados, dado el equilibrio de las cuentas exteriores y nuestro sistema financiero saneado lo que permite afrontar las contingencias exteriores. «No son momentos para alimentar o añadir incertidumbres», ha manifestado Rajoy. Asimismo, ha recalcado que nuestro país defenderá en el momento de las negociaciones con Reino Unido los derechos de los ciudadanos españoles y los intereses europeos.

Referendos, «los justos»

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno también se ha referido al Brexit en un mitin en Teruel, ante 400 pesonas. Así, ha explicado que antes de convocar un referéndum hay que "pensarlo mucho" y también analizar las posibles "consecuencias"de ganarlo o de perderlo.

Rajoy, que no ha podido finalmente dar el paseo que tenía previsto por el centro de Teruel debido a las gestiones que ha tenido que hacer relacionadas con el Brexit, ha dicho que hay que respetar la decisión, pero que ésta "no es una buena noticia".

Con ello se demuestra que referendos, "los justos", porque "con lo importante no se juega", además de que los gobernantes tienen la obligación, en situaciones difíciles, "de no trasladar a los demás las decisiones que les corresponde tomar a ellos".

Por eso, Rajoy ha dicho que dé este referéndum y de su resultado saca dos conclusiones aplicables en el tablero político español: la primera, que el PP no va a autorizar "nunca"un referéndum de autodeterminación de una parte de España en la que se niegue la posibilidad de decidir sobre lo que pasa en su país al resto de los españoles.

Y la segunda es que hay que pensar las cosas "con prudencia y buena voluntad". "Hasta que no se está totalmente convencido"de algo "es mejor esperar", ha enfatizado.