Dolors Montserrat: “Los pactos siempre son positivos, pero para ello se necesitan socios leales”

La Portavoz del PP en la eurocámara asegura que “Europa es la solución” y que quien falla son algunos gobiernos

Dolors Montserrat, portavoz del PP en la Eurocámara, en su balcón, durante el aplauso a los sanitarios que luchan contra la pandemiaLa Razón

Lleva desde el 12 de marzo, que regresó de Bruselas, confinada en su casa de Barcelona. Eurodiputada, portavoz del PP en la Eurocámara, ex ministra de Sanidad, sigue confiando en la UE como «la solución» para salir de la crisis del coronavirus.

–El Grupo Popular Europeo ha propuesto un pacto de solidaridad para combatir el coronavirus y prevenir futuras pandemias. ¿Ha costado convencerles? ¿Hay más más falta de solidaridad o de coordinación?

–Al contrario. Esta es la propuesta común de las 27 delegaciones del PPE ante la crisis del coronavirus. La Comisión Europea, el Parlamento Europeo y BCE están haciendo los deberes y Europa es la solución. Por ello presentamos este pacto de solidaridad con la propuesta de un billón de euros para combatir esta crisis sanitaria, social y económica; un plan histórico para reparar el daño inmediato que busca que llegue de verdad la solidaridad a todos los rincones europeos y a todos los españoles; y donde todos los sectores económicos tengan la ayuda para recuperarse.

–¿En qué consiste?

–Apostamos por la puesta en marcha de un centro europeo de compra centralizada y de alarma de coordinación homogénea en toda la unión, para que nunca más nos falten materiales de producción y no depender de otros países de fuera de la UE.

–¿Qué o quién falla entonces?

–Quien está fallando son algunos gobiernos. El Gobierno español de Sánchez no ha estado a la altura, ataca y culpa a Europa, pero su mala gestión es una losa que no le permite exigir con credibilidad lo que los españoles necesitamos. La solidaridad no es un cheque en blanco para Sánchez, los gobiernos de los países miembros deben asumir su parte de responsabilidad. Sánchez tiene la mala costumbre de culpar a ajenos, y lo vimos con su respuesta lenta y complaciente, despreciando los avisos que nos daba la OMS y la UE y que han sido letales para España. Cuando nuestros vecinos italianos se desangraban de dolor, nuestro gobierno nos animaba de forma irresponsable a manifestarnos el 8-M.

–¿La crisis del coronavirus se ha convertido también en un problema ideológico?

–La UE tiene clarísimo la situación que estamos viviendo, una crisis de triple dimensión y ha puesto todas las herramientas a disposición. Lo que fallan son algunos gobiernos, y yo hablo del de España. Sánchez no puede criticar a Europa cuando ha llegado tarde y mal, con una nefasta gestión y mala previsión. Pusieron por delante la ideología a la salud pública de todos.

Pactos para superar la crisis

–¿Confía en los Pactos de La Moncloa que ha propuesto Sánchez?

–Los pactos de Sánchez no son pactos, son campañas de propaganda de blanqueamiento para limpiar la imagen de un gobierno con falta de previsión, nefasta gestión y de que nos ha mentido. Además, estamos viendo un gobierno con sus guerras internas en vez de trabajar para sacar al país de esta crisis con un impacto social, económico y sanitario importante.

–¿Pero es necesario un pacto para salir de la crisis?

–En principio, los pactos siempre son positivos, pero para ello es necesario contar con socios leales que piensen en el interés general y no en su beneficio particular. Los hechos desmienten las palabras de Sánchez sobre estos pactos: lleva diez días sin llamar a Pablo Casado, por no hablar de la larga lista de mentiras y descalificaciones de su portavoz en el Congreso, la semana pasada, contra el líder de la oposición.

–¿Cree que hay mimbres políticos para acometerlos?

–Sánchez nunca ha querido pactar con el PP, es todo una farsa para intentar salvar su imagen e intentar diluir la grave responsabilidad de su nefasta gestión en un acuerdo con otros partidos. Busca, en definitiva, alguien a quien culpar.

–¿Por dónde se debería empezar para llevar a cabo un posible acuerdo?

–Lo que España necesita con urgencia son pactos por las mascarillas, por los test y para evitar la destrucción de empleo. Eso defiende el PP. España necesita además de pactos serios, un Gobierno que no reaccione tarde y mal y deje de utilizar las ruedas de prensa como altavoz propagandístico para tapar las vergüenzas. El PP ha sido y es más leal al Gobierno que sus propios socios de investidura. Hemos pedido y propuesto medidas y soluciones desde el minuto uno y nunca nos han escuchado.

–Fue ex ministra de Sanidad. Si se hubiera encontrado con un balance de más de 17.000 muertos, ¿ya habría dimitido?

Si el PP hubiera estado en el gobierno, habríamos cumplido con las recomendaciones que nos mandaba la OMS y la UE. En enero ya pedían a todos los gobiernos que se hiciera acopio de material y el Gobierno de España tendría que haber hecho una gestión de compra centralizada. Y no hubiéramos convocado a actos masivos después del 2 de marzo, como ya había advertido la UE. Siempre hemos demostrado tanto en crisis económicas como sanitarias que somos gobiernos eficaces, solventes y serios a diferencia del PSOE. Ahora hemos ofrecido nuestra lealtad exigente. La experiencia y la solvencia son los mejores antídotos al populismo y al intervencionismo y a la frivolidad de este gobierno.

–¿Cómo valora el lío de los test defectuosos y que se volviera a confiar en el mismo proveedor?

Nos merecemos un gobierno que sepa de sanidad, de economía, de gestión ante crisis y eventualidades. Este Gobierno estaba pensado para contentar a sus socios y mantener la silla de Pedro Sánchez en La Moncloa, no para gobernar y al final lo hemos sufrido todos los españoles, los sanitarios y todos los contagiados. Ya no hay margen para el error ni para entregar las políticas de la salida de la crisis a Podemos, porque si no España colapsará.

Casado ha ofrecido la experiencia de gestión de sus ex ministros –usted fue la última de Sanidad en el anterior gobierno– ¿Le han llamado desde el Gobierno?

–No. Formo parte de la comisión de seguimiento del PP sobre el coronavirus y soy miembro de la comisión de Sanidad del Parlamento Europeo, pero el gobierno de España actual no me ha llamado.

-¿Qué le parece la gestión de la crisis de Torra en Cataluña?

-La gestión de Quim Torra, cuando le sacas del lacito y de la estelada, no hay nada. Solo hay incompetencia.

-¿Se pone como fecha límite del confinamiento el 26 de abril. Bajo su experiencia, ¿se puede alargar?

-Esto lo tiene que decidir la OMS con el centro de alerta de Europa y la evidencia científica española y tenemos que ir siguiendo lo que nos dicen. Hay que prever que se tiene que hacer muy bien para acompañar a todo el mundo que pueda abrir sus negocios sin que eso afecte a la salud y escuche también a la oposición y al PP. No nos sentimos escuchados por el gobierno de España.