Sánchez no reforzará a las comunidades autónomas para el nuevo curso

Conferencia de presidentes autonómicos. Prometerá mayor «coordinación» ante la Covid y apelará a la «complicidad» con los padres

Ya son 16 los encuentros del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los líderes de los ejecutivos comunitarios españoles desde que comenzó la pandemia y lo cierto es que poco o nada han servido para revertir la tendencia que ha convertido a nuestro país en el que mayores ratios de contagios y fallecimientos en base a su población ha cosechado. Y a juzgar por el borrador que Moncloa hizo llegar ayer a las comunidades autónomas, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, el encuentro que tendrá lugar hoy de manera telemática no cambiara mucho las cosas: muchas buenas intenciones pero ni una sola promesa o propuesta concreta formulará el presidente para prevenir el posible impacto en la circulación del virus durante el regreso a los centros educativos de cientos de miles de niños y niñas en toda España.

Concretamente, en el borrador Moncloa apuesta por que se siga dedicando «el esfuerzo necesario para el establecimiento de las condiciones de funcionamiento (del sistema educativo y de formación) y la dotación necesaria para lograrlo, así como los mecanismos de reacción inmediata ante los casos que se puedan producir en los centros educativos». Por otra parte, el Ejecutivo central pedirá a las comunidades que se comprometan para lograr que los centros escolares sean espacios seguros y saludables para garantizar el derecho a la educación y reclamará la «complicidad» y «confianza» de las familias con el sistema educativo y con la profesionalidad de los docentes.

«El sistema educativo siempre necesita la complicidad de todos, y más aún en situaciones complejas como la que vivimos», indica el documento que en el caso de ser ratificado mañana también reitera el compromiso de Gobierno y autonomías con las medidas contempladas en el documento para la vuelta a las aulas alcanzado en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado 27 agosto.

A pesar de que se asegura que «la educación debe recibir la consideración de servicio esencial», por lo que se administrará «la dotación de los recursos necesarios» lo cierto es que no se ha especificado ninguna nueva inyección de fondos más allá de los 2.000 millones de euros ya apalabrados por el Ejecutivo. El texto que estará encima de la mesa mañana agradece el trabajo realizado por los docentes y pide a los ciudadanos que confíen en su profesionalidad, así como reconocen las dificultades de los equipos directivos de los centros y demandan apoyo para sus decisiones.

A lo largo de la tarde de ayer fueron conociéndose con cuentagotas las peticiones que los diferentes presidentes autonómicos presentarán a Sánchez. El presidente catalán, Quim Torra, se centrará en pedir la prestación para los padres que tengan que cuidar a los hijos en caso de que no puedan ir al colegio por el coronavirus. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, va a pedir el próximo viernes, durante la celebración telemática de una nueva reunión de la Conferencia de Presidentes, que al margen de intentar un acuerdo entre partidos, haya acuerdo entre todas las autonomías y el Gobierno central a fin de que lleguen los fondos europeos.

En el acto inaugural de la remodelación integral del IES Alfonso VIII de Cuenca, García-Page defendió ayer la necesidad de llegar a ese consenso «al margen de intentar el acuerdo entre partidos» ya que está «convencido» de que todas las comunidades autónomas tienen «el mismo problema». «Aquí todos los que tenemos la responsabilidad de combatir el virus queremos un acuerdo», dijo. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, intentará que la atención se centre en la medidas en el Aeropuerto Internacional Madrid Barajas para que se reduzca el número de casos importados. Por su parte, el jefe del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla (PRC), participará en la conferencia con la «inquietud» de saber cuándo llegarán los fondos europeos para la reconstrucción tras la pandemia. Así, le «interesa» cuándo va estar «efectivo en España, funcionando» el dinero «prometido» de Europa, que es «lo que hace falta» tras el «parón y desastre» económico generado por la pandemia, que «es enorme».

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, planteará diversas demandas, entre ellas una «hoja de ruta definida» de cómo las comunidades autónomas van a participar en la gestión de los recursos europeos que llegarán y la presentación de propuestas de actuación para incorporarse al Programa Nacional de Recuperación financiado con el plan europeo. Por su parte, la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, reclamará hoy permisos retribuidos para los padres y madres o tutores legales que tengan que quedarse en casa al cargo de hijos que deban permanecer en aislamiento, en la misma línea que Torra.