Interior concede beneficios penitenciarios a un etarra condenado por el asesinato del ertzaina Totorika

Trasladados otros seis terroristas, uno de ellos a San Sebastián

Bajo la fórmula de la aceptación de la “legalidad penitenciaria”, que no la colaboración con la Justicia y pedir perdón a las víctimas, el Ministerio del Interior prosigue con el acercamiento de presos al País Vasco.

.Entre los que se han beneficiado ahora está Jon Zubiaurre Aguirre, que pasa del Centro Penitenciario de Puerto I, en Cádiz, a la prisión de Burgos.

La Audiencia Nacional le condenó como miembro del “comando Gaua” por el asesinato, en marzo de 2001 en Hernani, del ‘ertzaina’ Iñaki Totorika.

Asimismo, realizaron informaciones sobre el director financiero del periódico “El Diario Vasco”, Santiago Oleaga, asesinado en San Sebastián el 24 de mayo de 2001; y sobre los periodistas Aurora Intxausti y Julián Palomo, que sufrieron un atentado contra su domicilio el 10 de noviembre de 2000.

Vigilaron al dirigente socialista Ramón Jaúregui, “contra quien pretendían atentar partiendo del dato de que cada Nochevieja cenaba en una sociedad gastronómica” de San Sebastiány estudiaron la posibilidad de atentar contra miembros del PP durante una cena de Nuevas Generaciones que habría de celebrarse" en Vitoria

Los otros trasladados son Roberto Lebrero Panizo, del Centro Penitenciario Sevilla II a la prisión de Burgos; Javier Zabalo Beitia; Del Centro Penitenciario Puerto I, en Cádiz, al Centro Penitenciario de Valladolid; Arkaitz Agote Cillero, del Centro Penitenciario de Albolote, en Granada, a la prisión cántabra de El Dueso; Javier Atristain Gorosabel, del Centro Penitenciario de Soria al Centro Penitenciario de San Sebastián; y Liher Aretxabaleta Rodríguez, del Centro Penitenciario

Por su parte, la Asociación de Victimas del Terrorismo (AVT) ha hecho público un comunicado en el que subraya que "como cada viernes, alrededor de las 13 horas,hemos recibido el ya temido correo electrónico en el que se nos informa de los nuevos acercamientos de presos etarras a cárceles cercanas al País Vasco. Como se puede comprobar, nada ha cambiado a pesar de haber pedido al Secretario General de Instituciones Penitenciarias que se nos avisara con más tiempo para poder ponernos en contacto con las víctimas de los terroristas que iban a acercar. Y por supuesto, seguimos sin ver que tal y como se nos aseguró: “no existe una estrategia general de derogación de la dispersión. Que cada decisión que se ha tomado responde al análisis de cada caso, todo conforme a la legalidad penitenciaria”.

Con estos traslados, son ya 74 los presos de ETA que se han visto beneficiados por los acercamientos de este Gobierno, que parece tener mucha prisa por cambiar presos por presupuestos.

.