El etarra “Txikito” anuncia ahora una huelga de hambre y sed indefinida

Había mantenida una protesta similar, la dejó, comió y vuelve ante el escaso eco mediático que tuvo la primera

El etarra "Txikito"jmzata

Estuvo 50 días de huelga de hambre y decidió dejarlo. Ignacio Bilbao, “Txikito” anuncia ahora, tras un breve paréntesis, que mañana comenzará otra huelga de hambre, que está vez incluirá no ingerir líquidos, lo que acorta las posibilidades de supervivencia. Su anterior protesta tuvo poco eco mediático, las muestras de solidaridad en el País vasco fueron mínimas y, dado que es un disidente de la línea oficial, la izquierda abertzale prácticamente no le hizo caso.

Quizás sean estas razones las que le han llevado a comunicar al “Pueblo Trabajador Vasco que había suspendido la iniciativa/lucha que había mantenido durante 50 días", pero que "con la huelga de hambre y de sed quedan despejadas todas las dudas”, según un comunicado en el que parece que quiere dar a entender que se ha producido algún equívoco. Para evitarlo, afirma que mantendrá la comunicación con el exterior.

Según una nota de ATA, la organización a la que pertenece, “en la corta comunicación telefónica, Txikito ha querido subrayar que lo importante son los pasos que habrá que dar para la construcción del Estado Socialista Vasco, más que las muestras de solidaridad. Sus más próximos le han sentido débil pero también con total determinación y claridad. Una vez más, el Movimiento Por la Amnistía y Contra la Represión, además de mostrar su solidaridad, se reafirma haciendo suyos los objetivos políticos de Txikito. Gora Txikito. Amnistia Osoa (ahora)”.

Todo un embrollo en el que etarra y el grupo al que pertenece no han visto cumplidos sus objetivos mediáticos. La opinión pública, en especial las víctimas del terrorismo, harta de los beneficios penitenciarios que se otorgan a los reclusos de ETA, sólo quiere oír de ellos palabras de perdón y una sincera colaboración con la Justicia para esclarecer los crímenes cuya autoría se desconoce. Y que paguen el dinero que deben en concepto de responsabilidad.