Los etarras se autodefinen: no somos como los presos comunes, no tomamos drogas, no nos peleamos

Consideran que es prioritario sacar a los reclusos terroristas de Andalucía

Oscar Calabozojmzcalab

“Comparados con los presos comunes, hacemos deporte, aprendemos, no tomamos drogas, no nos metemos en peleas …”. El supremacismo de los miembros de la banda terrorista, que se consideran una especie de “gudaris” (soldados vascos), llamados a salvar a un pueblo que no quiere que les salven estos sujetos, queda de manifiesto en estas declaraciones de Oscar Calabozo, que quedó en libertad el pasado mes de marzo tras cumplir condena.

Ha pasado 18 años en prisión por intentar colocar, el 22 de enero de 2001, un coche-bomba contra la sede de Seguros Bilbao, en Guecho (Vizcaya). Durante el juicio oral, el acusado reconoció su militancia en la organización terrorista, de la que dijo sentirse “orgulloso” de pertenecer. Facilitó información al cabecilla de ETA Francisco Javier García Gaztelu, “Txapote”, sobre varios alcaldes, concejales, empresarios y vehículos de la Ertzaintza.

Calabozo, junto con los también expresidiarios Ignacio Alonso e Ibon Muñoa, el concejal de Eibar que facilitó la información para el secuestro de Miguel Ángel Blanco, han realizado unas declaraciones en las que piden para sus compinches todavía en la cárcel un trato de favor y que se les progrese de grado para obtener beneficios penitenciarios.

Los argumentos son los de siempre, los del castigo añadido, pero llama la atención de los piensan de los otros reclusos, los comunes, lo que cumplen condenas ajenas al terrorismo.

Señalan que cuando se les mezcla en un módulo con estos reclusos, “la atmósfera podría distorsionarse, porque los presos comunes en módulos de aislamiento a menudo tendrían que estar en un pabellón psiquiátrico por una variedad de razones”. Y agregan que se han dado casos de suicidio en módulos en losmque ellos estaban. Agregan que la persecución a los presos comunes es grande, ha habido palizas horribles.

Ignacio Alonso considera prioritario " sacar a los presos de Andalucía, para acabar con la más cruda dispersión. ¿Cuál es la lógica detrás del hecho de que los presos estén ahí cuando se trasladen según un criterio político?".

Los tres se sientes felices por los recibimientos de que fueron objeto. “Llevo tres semanas en la calle. Todos los que se me acercaron me dieron la bienvenida y se solidarizaron conmigo (Ibon Muñoa)”. “Yo también he sentido esta solidaridad, no solo por parte de la izquierda nacionalista. Este clima de solidaridad es muy amplio (Calabozo)”.