El ofensivo mensaje de un senador socialista contra los niños de la concertada

Miguel Ángel Heredia tacha de “pijos” y “elitistas” a los pequeños y a sus familias, pese a que él mismo habría estudiado en un colegio concertado

El senador socialista, Miguel Ángel Heredia
El senador socialista, Miguel Ángel HerediaZipiEFE

Ni hay que educar a pijos con dinero público. Ni hay que mantener los privilegios educativos de unos pocos con el dinero de todos. Quien quiera el elitismo de una educación privada que se lo pague con su dinero. Y el dinero público para una buena educación pública y de calidad”. El que así se refiere a los miles de niños que estudian en colegios concertados y de educación especial es el senador socialista por Málaga Miguel Ángel Heredia.

Sus palabras llegaban justo después de las multitudinarias marchas contra la “Ley Celaá”, que ayer recorrieron gran parte de la geografía española, y lejos de pasar desapercibido, su mensaje ha provocado un alud de críticas en las redes sociales.

Apenas comenzaban a salir las primeras imágenes de las caravanas de coches por toda España, cuando Heredia dejaba ese polémico mensaje en redes sociales. Sobra decir que no dejó indiferente a nadie y provocó la indignación de quienes se sintieron más que aludidos. En primer lugar, fueron muchos los que le acusaron de no tener muy clara la diferencia entre colegios concertados y privados. “Pero vamos a ver, separar las concertadas y las privadas. Que no nos enteramos. Y el que quiera privada que lo pague. Pero la concertada es hasta más barata de mantener que la pública”. Y no se equivocaban, ya que según datos de la Plataforma Concertados, el coste anual de cada alumno que acude a la educación pública es de 6.000 euros, frente a los 3.000 euros que supone que un alumno acuda a centros concertados.

Otros eran más directos y le acusaban de no saber ni lo que ocurre en Málaga, la provincia por la que es Senador y cuyos intereses representa en la Cámara Alta.

“Mis hijos van a un concertado, al cual van niños de todas las clases sociales. Si le quitan el concierto solo los más pobres dejarán de ir a ese colegio... al final perjudicas y segmentas por poder adquisitivo. Los pobres a la pública, los ricos a la privada. Es un sinsentido”, afirmaba una madre. Y es que muchos no dudan en recordarle que algunos de los ministros que ahora están en el gobierno estudiaron en colegios concertados, o sacan a relucir el “sueldazo” que Miguel Ángel Heredia recibe como parlamentario y que se aleja mucho del que reciben los padres que llevan a sus hijos a la concertada o se ven en la necesidad de llevar a sus niños a colegios de educación especial.

El propio Heredia estudió en un colegio concertado

Pero sin duda, lo que más indignación ha provocado es que el propio Heredia estudiara en un colegio concertado. Así se lo recordaba el alcalde de Antequera, Manuel Barón, quien señaló que Heredia «estudió en la Escuela de Magisterio de la Iglesia María Inmaculada de Antequera en los cursos 1983-1986… ¿A qué viene lo de pijos y privados? ¿De verdad cree que no conocemos su historia?». De este modo respondía al reto que un senador del PP por Málaga, José Ramón Carmona, lanzaba en las redes sociales.

En definitiva, son muchos los que han criticado su falta de sensibilidad, su falta de rigor al generalizar sobre un tema tan controvertido y su ataque incomprensible a las familias que ayer optaron por salir a la calle para reivindicar el derecho a elegir la educación de sus hijos. Uno de los que no pudo pasar por alto esa “falta de respeto” fue el político Borja Sémper: “¿Qué necesidad hay de faltar al respeto a los padres que llevan a sus hijos a la concertada? Cuanta ignorancia además. Qué pena”.

Y es precisamente en esa falta de respeto o rigor donde algunos han hecho hincapié. Si tenemos en cuenta, una vez más, los datos de la Plataforma Concertados, los conciertos educativos son una opción más económica para el Estado. El coste por alumno es mucho más barato en un colegio concertado que en uno público. Además, en España, solo el 12,4% del dinero invertido en Educación va a parar a la educación concertada.