María Losana, madre de seis hijos de la concertada diferenciada: “Ha sido derrotada la libertad y nuestros derechos”

La mujer segura que la Lomloe, la reforma educativa más conocida como ‘Ley Celaá’, pretende crear ciudadanos con “pensamiento único”

María Losana Montes está en contra de la aprobación de la Ley Celaá
María Losana Montes está en contra de la aprobación de la Ley CelaáAlberto R. RoldánLa Razón

Cuando María Losana, madre de seis hijos –de 15,14,13,12, 8 y 6 años– decidió buscar colegio para sus hijos se informó, leyó libros, artículos y decidió junto a su marido decantarse por el modelo de educación diferenciada. “Era algo que me inquietaba, porque veía que en otros países sí que se apostaba por la educación diferenciada con resultados académicos buenos”. Asegura que “no es baladí a qué colegio van, lo pensamos mucho”.

Frente a aquellos que le dicen que sus hijos no van a saber relacionarse en el día de mañana como otros niños que van a colegios mixtos ella asegura que es algo "absurdo, porque mis hijos tienen hermanos y hermanas de diferentes sexos, tienen amigos y amigas... viven en una sociedad mixta". Destaca cómo para los padres "lo más importante son nuestros hijos y su educación" por lo que "nos preocupa y nos ocupa mucho el proyecto educativo en el que se van a formar para ser personas en el día de mañana".

Con la aprobación de la "Ley Celaá", esta madre de seis hijos siente una especial "preocupación". "Hasta ahora teníamos el derecho a elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos, pero con la Ley Celaá ese derecho se pierde y es el Estado es el que decide qué tipo de educación tienen que recibir nuestros hijos. Eso es un fracaso".

Losana no entiende cómo ahora, en una democracia, se está retrocediendo tanto en derechos y libertades. "No puede ser que, en una sociedad democrática, ese derecho que ya teníamos ganado los padres, se nos quite. Estamos viviendo un retroceso en España por parte de un gobierno que se las da de defensor del pueblo", lamenta.

También, María Losana reflexiona sobre las palabras que pronunció en su día la ministra de Educación, Isabel Celaá cuando aseguró que "los hijos no nos pertenecen y que son del Estado": "¿Sus hijos y sus nietos son del Estado? ¿Lo ha pensado?".

Negar a los padres a llevarlos al centro en el que quieran educar a sus hijos es "negar la realidad de la sociedad plural en la que vivimos, que tienen diferentes necesidades. Advierte de que todo es un "intento para controlar a la sociedad, que todos acaben pensando como el criterio que dé el gobierno de turno creando así un pensamiento único". "No sé si están utilizando a nuestros hijos de conejillo de indias, pero esto va mucho más allá de un experimento con nuestros hijos: es querer transformar la sociedad", destaca.

La aprobación de la norma educativa con menos diálogo de la democracia es para Losana una "decepción absoluta". "Ha sido derrotada la libertad y nuestros derechos" y asegura que no pueden entender "cómo un gobierno tan socialista, tan democrático y que lucha por los intereses de todos los ciudadanos pueda legislar y hacer una reforma educativa sin tener en cuenta ni a sindicatos, ni a patronales, ni a asociaciones de padres, ni a educadores".

"Son todo criterios políticos" donde además no solo van contra la concertada, la diferenciada o la educación especial sino también contra los propios alumnos para que "no tengan aspiraciones o ambiciones a tener buenos expedientes académicos, porque si les queda una o dos asignaturas no hace falta que repitan". "¿Ese es el nivel de ciudadanos que queremos? ¿El no saber el valor del esfuerzo?". "Hace años aspirábamos a un pacto de estado por la educación y ahora a nos lo dejen como está". Además, no ve mal que se destine más recursos para la pública, pero sin dejar atrás las demás.

Toda su familia se ha manifestado contra la norma educativa, dice que es una manera de educar también a sus hijos, enseñarles a defender sus derechos y seguirán movilizándose. Esperan que Europa les ayude y eche para atrás la ley.