La fundación que controla Monedero debe 83.730 euros

La deuda del Instituto 25-M creció 10.000 euros en un año

El politólogo y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, durante un acto electoral de Unidas Podemos, a 30 de abril de 2021, en el Parque Olof Palme de Usera, Madrid, (España)
El politólogo y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, durante un acto electoral de Unidas Podemos, a 30 de abril de 2021, en el Parque Olof Palme de Usera, Madrid, (España)I. Infantes. Pool I. Infantes. Pool

Primer examen de gestión económica a Juan Carlos Monedero. El cofundador de Podemos es el actual director del Instituto 25-M desde julio de 2020, el think thank de Podemos con el que trata de impulsar una especie de FAES de izquierdas y afianzar su red de contactos con los gobiernos iberoamericanos. Fue el propio Pablo Iglesias el que designó al ex dirigente como su principal valedor con el objetivo precisamente de seguir afianzando estas relaciones políticas en el exterior. Monedero es el “embajador” en la sombra del partido. Prueba de ello fue su reciente reunión con la vicepresidenta de Perú tras que Pedro Castillo accediera al poder en el país, donde ambos dejaron clara la intención de reforzar las relaciones entre ambas formaciones.

Hace escasos días, la fundación publicó sus cuentas referentes al ejercicio 2020, al mismo tiempo que la formación morada ha hecho lo propio. En dichas cuentas se reflejaba la intervención de la formación para tratar de frenar un saldo negativo en las cuentas del instituto de Monedero o de la Fundación Paulo Freire, entre otras. En 2020, el partido donó a sus fundaciones 268.939 euros más que en 2019. Sin embargo, los esfuerzos económicos han sido insuficientes para frenar la bancarrota. El balance de pérdidas y ganancias de la fundación 25-M de 2020 arroja un saldo negativo para la fundación que depende de Podemos. Según consta en la memoria, el Instituto encadena pérdidas millonarias. Si bien en 2019 el proyecto cerró el año con números rojos que ascendían a 73.735 euros, los números son todavía más graves ahora, al crecer hasta los 83.730. Así, el patrimonio negativo aumenta en casi 10.000 euros en tan solo un año.

Unos datos que pueden explicarse en dos direcciones; en el aumento en sueldos que debe abonar la fundación y en la pérdida de donaciones. Los gastos en personal suben en 68.097,33 euros. Si en 2019, significaban un saldo negativo en 256.614,72 euros, en el presente ejercicio suponen 324.712,05 euros, una cifra total que se ha incrementado en cuanto a las expectativas con la que la dirección de la fundación pensaba gastar en salarios. Según refleja la memoria preveían gastar solo 190.000 euros en este concepto. Por tanto, no han conseguido reducir la meta marcada en 2019.

Cuenta de balances de pérdidas y ganancias de la Fundación 25-M FOTO: Fundación 25-M

Por otro lado, el apartado de donaciones también influye en las cuentas finales. Han pasado de recibir 64.960,84 euros en este concepto a tan solo 37.653,51 euros en 2020. En las previsiones contaban con percibir hasta 90.000 euros en aportaciones privadas, unas aspiraciones que se que dron lejos de la realidad.

En contra, sus ingresos sí aumentan. Concretamente en 22.796,84 euros respecto a 2019. La vía por la que más dinero reciben es por el ingreso de los patrocinadores con 263.000 euros. El año anterior la cifra era de 215.000 euros. En subvenciones aumentan el patrimonio en 2.149,84 euros.

Iglesias ya no es patronato de la fundación

La memoria también arroja un análisis interesante y es el que revela que el ex líder de Podemos, Pablo Iglesias llevaba tiempo meditando su salida de la política. Un paso previo antes de su salida fue dejar atado tanta la continuidad de una dirección afín en la fundación, al igual que hizo a nivel orgánico en Podemos. En diciembre de 2020, reunido el órgano de Gobierno de la fundación se decidió en una reunión del patronato el cese de sus entonces valedores. Pablo Iglesias formaba parte del mismo, pero también lo eran la actual secretaria general de Podemos, Ione Belarra, junto a Vicenc Navarro. En esa junta se decidió otorgar los poderes del patronazgo a la actual secretaria de Internacional de la formación y eurodiputada Idoia Villanueva, junto a la secretaria de Organización Lilith Vestrynge y el diputado Roberto Uriales.