Alberto Rodríguez abandona Podemos y deja la política tras perder su acta de diputado

“Abandono la militancia partidista y abandono Podemos. Agradezco profundamente estos años que han sido muy intensos”, ha explicado

Alberto Rodríguez ha asegurado hoy, después de que la presidenta del Congreso Meritxell Batet anunciase ayer que le retiraba el acta de diputado, que abandona Podemos.

A su llegada al aeropuerto de Tenerife Norte, donde ha sido recibido por más de un centenar de personas al grito de ‘Justicia’ y ‘Todas somos Alberto’, Rodríguez ha indicado que “uno debe saber cerrar ciclos”.

“Toca cerrar un ciclo” y dar paso a “otro momento personal”, ha añadido Rodríguez, quien ha considerado su sentencia por agresión a un agente policial en una manifestación en La Laguna antes de ser diputado como “un ataque a la democracia” y “la crónica de una infamia”.

Ha añadido que “por supuesto” recurrirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos si no encuentra cobertura en el sistema jurídico español.

Tras conocerse la decisión ayer de Mertixell Batet, la ministra de Igualdad, Irene Montero, miembro de Podemos, aseguró que la decisión es “un asalto a la democracia. Varios cargos del espacio confederal han tildado de “vergüenza”, “golpe judicial” y “ataque a la democracia” la retirada del acta del diputado, cargando duramente contra el magistrado del alto tribunal, Manuel Marchena.

A su vez, el portavoz de Unida Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha tildado de “vergüenza” que la presidenta del Congreso haya cedido a las “presiones” del presidente de la Sala Segunda del alto tribunal, Manuel Marchena, y “de la (ultra)derecha política y mediática que pedían sangre”, “aún a riesgo de prevaricar”.

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario y dirigente de En Comú Podem, Jaume Asens, ha definido el desenlace del caso de Rodríguez como un “nuevo golpe judicial de Marchena a la autonomía parlamentaria y al principio democrático”. “Que PP y Vox hicieran juego sucio lo ent endíamos; la decepción es que el PSOE no haya estado a la altura”, ha reprochado. La coportavoz de la formación morada, Isa Serra, ha calificado de “muy grave” que Batet ceda “a las presiones del Poder Judicial”. “El Supremo interviniendo el Congreso y arrebatándole representantes a la ciudadanía. Esto no es contra Alberto o contra UP, es contra la democracia y nos jugamos demasiado”, ha proclamado.