La asesora de Irene Montero cuestiona el correo que señala que sí hizo de niñera de sus hijos

La defensa de Arévalo, jefa de gabinete adjunta en el Ministerio de Igualdad, reclama al instructor que el documento no se tenga en cuenta como prueba y se expulse del procedimiento

La asesora del Ministerio de Igualdad, Teresa Arévalo (izda.), cuando acudió a declarar ante el juez el pasado julio
La asesora del Ministerio de Igualdad, Teresa Arévalo (izda.), cuando acudió a declarar ante el juez el pasado julio FOTO: Eduardo Parra Europa Press

Teresa Arévalo, jefa de gabinete adjunta de Irene Montero en el Ministerio de Igualdad, no quiere que el juez del «caso niñera» incorpore a la investigación un supuesto correo interno de Podemos en el que se le señala como cuidadora de sus hijos.

El magistrado José María Escribano, titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid, acordó el pasado 3 de noviembre a instancias de la Asociación de Juristas Europeos Pro Lege, que ejerce la acusación popular, incorporar a las actuaciones ese correo, adelantado por OKDiario el pasado agosto, en el que se apunta que Arévalo llevaba a cabo esas supuestas funciones de niñera. El instructor investiga precisamente si la asesora de Igualdad realizó esas tareas durante la campaña electoral de las generales de 2019, cuando era empleada de Podemos.

Además, en esa misma resolución Escribano ordenó –a la vista de ese mismo correo– que se cite de nuevo a declarar como testigo a la ex escolta de Montero que habría sido utilizada supuestamente para diversas tareas, entre ellas la de chófer «de la empleada doméstica y de la niñera». Elena González no compareció en el juzgado el pasado 3 de noviembre, alegando que no se le había notificado la citación.

El citado diario digital ya ha trasladado al juez ese mensaje (sin identificar ni al emisor ni al destinatario) de 17 de junio de 2020 en el que se hace referencia a la ratificación el 6 de junio de ese mismo año por parte del nuevo Consejo Ciudadano de Podemos de la Ejecutiva propuesta por Pablo Iglesias. En la misiva se alude a que en el cónclave morado se produjo «algún tele-murmullo cuando Pablo Iglesias nombró a la ex diputada Teresa Arévalo como miembro de la ejecutiva», como secretaria de Cuidados, y la define como una persona «de la máxima confianza de Irene Montero y dedicada desde que perdió el escaño a diferentes tareas entre la que no es raro que asuma la de quedarse en Galapagar cuidando a los niños».

De Frutos también se opone

Por el momento, tanto la defensa de Arévalo como la del tesorero de Podemos, Daniel de Frutos, han mostrado al juez su oposición a que ese correo forme parte de las diligencias de investigación. El instructor ha solicitado el posicionamiento al respecto del resto de las partes personadas en la causa.

La defensa de Arévalo sostiene que la atribución de esas tareas «se sustenta sobre un presunto mail donde no se identifica ni emisor, ni receptor del mismo, atribuyendo dicha emisión y recepción a miembros de la formación política de Podemos lo cual debería servir ya de por sí, para desacreditar la noticia».

Pero va más allá y mantiene que el documento podría incluso «haberse creado a tal fin», poniendo en cuestión «no sólo la validez y licitud de esa prueba», sino también «la pertinencia y utilidad de la misma precisamente por la fuente de donde procede». De ahí que reclame al juez que revoque esa providencia e «inadmita la prueba solicitada».

En esa misma línea, el abogado de Daniel de Frutos tacha de «inútil» esa diligencia, que considera que «nada aporta a la instrucción», más allá de convertirla «en un interesado repositorio de publicaciones en medios digitales y de otro tipo». «Para el caso de ser real la existencia del correo, algo que ni se conoce ni podrá conocerse», subraya, incorporarlo a las actuaciones acarrea según expone una «grave indefensión» al servir de sustento para «una supuesta narración carente de realidad y de contraste alguno más allá de las meras y vacías declaraciones contenidas en la misma”.

Investigación paralizada a la espera del juez de “Neurona”

Cuenta atrás para que el instructor del «caso Neurona» asuma también la investigación del «caso niñera». Mes y medio después de que la Audiencia Provincial de Madrid decidiese el pasado 5 de noviembre que se investigue en una pieza separada si Arévalo hizo de niñera de su hija durante un mitin en Alicante en 2019, el instructor de las diligencias ha decidido paralizarlas.
En una providencia del pasado jueves a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, Escribano argumenta que «siendo un hecho notorio que el presente procedimiento va a ser llevado por un Juzgado diferente del presente, se acuerda por el momento y hasta que este juzgado sea requerido de inhibición la suspensión de todas las actuaciones acordadas hasta la fecha».
Un día después, el todavía instructor acordó librar un al juzgado de Juan José Escalonilla, instructor del «caso Neurona», para que «en caso de haberlo recibido» le remita el auto de la Audiencia Provincial de Madrid «en el que se determina que se abran piezas separadas y entre otras la que ha dado origen a las presentes actuaciones».