Albares dice que el gas argelino está garantizado y avanza una respuesta “serena pero firme” a Argelia por congelar comercio

El titular de Exteriores asegura que el Gobierno está analizando la decisión de Argelia de congelar todas las operaciones de comercio exterior

En tan solo 24 horas, la relación entre Algeria y España se ha resquebrajado. El giro de 180 grados del Ejecutivo respecto al Sáhara Occidental ha mejorado la relación con Marruecos a la par que ha roto la confianza de Argelia. Todo se precipitó ayer, tras las declaraciones de Pedro Sánchez en el Congreso en las que instaba a no injerir en los asuntos internos de Rabat. El posicionamiento unilateral del Ejecutivo trajo consecuencias: Argel elevo el tono y rompió la base de las relaciones con España. En el ámbito diplomático suspendió el tratado de amistad y en el económico, congeló el comercio con España tras el giro “injustificable” de su postura sobre el Sáhara Occidental.

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha reaccionado quitando hierro al asunto y ha insistido en que Argelia es un suministrador fiable de gas, al tiempo que ha subrayado que la decisión de Argelia de suspender el comercio exterior con España no tendrá consecuencias en las relaciones contractuales entre empresas.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha asegurado que el Gobierno está analizando las consecuencias de la decisión de Argelia y que dará una respuesta “serena, constructiva, pero firme” en favor de los intereses españoles.

El jefe de la diplomacia española ya lamentó este miércoles la decisión argelina de suspender el tratado entre ambos países y este jueves ha reiterado el deseo de España de seguir manteniendo unas buenas relaciones con ese país.sobre la decisión de Argelia de congelar todas las operaciones de comercio exterior con España: “Lo analizamos de manera serena y constructiva pero respuesta serena, pero también de manera firme en la defensa de los intereses de España”, ha dicho.