Robles llamó al PP para “informarle” del acuerdo sobre los destructores, “no para pedir su apoyo”

La ministra confía “plenamente en el sentido de Estado” de los populares para aprobar el aumento de la presencia militar estadounidense en Rota

La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su intervención en un acto sobre mujeres
La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su intervención en un acto sobre mujeres FOTO: David Jar La Razon

La ministra de Defensa, Margarita Robles, reclamó el miércoles, durante la Cumbre de la OTAN, “sentido político” al resto de formaciones parlamentarias para aprobar, cuando toque, la llegada de dos nuevos destructores de Estados Unidos a la base de Rota (Cádiz) como parte del escudo antimisiles de la Alianza. Y hoy, preguntada por este asunto y, en particular, por la llamada que realizó al Vicesecretario general Institucional del PP y responsable de relaciones internacionales de Génova, Esteban González Pons, ha querido dejar claro que fue únicamente “para informarle de lo que se había acordado, no para pedir el apoyo” del PP, porque confía “plenamente en su sentido de Estado”.

Así se ha pronunciado tras participar en un acto sobre mujeres, paz y seguridad en el marco de la Cumbre aliada, insistiendo en varias ocasiones en que no pidió “nada” a Pons. “No hubo ninguna petición de nada”, porque “entiendo que no hay que pedir nada”, ha señalado Robles instando de nuevo a ese “sentido de Estado” por el que “el PP sabrá lo que tiene que hacer”.

Y es que para la titular de Defensa el aumento de cuatro a seis destructores en Rota “es un asunto que afecta a España en su conjunto y es muy importante, no solo para España, sino también a la defensa en Europa en un contexto como el que estamos viviendo, que afecta también al flanco Sur”.

Política de Estado

La polémica surgió porque para el aumento de la flota estadounidense en la base gaditana (que implica una nueva enmienda al Convenio para la Defensa con EE UU) requiere de su paso por el Consejo de Ministros y de la posterior autorización del Congreso de los Diputados. Y es aquí donde choca con la pata morada del Gobierno, Podemos, y su rechazo, que se suma al de otros de sus socios parlamentarios. Sin embargo, desde el Ejecutivo y el propio Ministerio no muestran dudas de que los populares lo apoyaran sin dudarlo, entre otros motivos porque fue un ministro del PP, Pedro Morenés, quien en 2012 rubricó, con su homólogo estadounidense, Leon Panetta, el acuerdo que permitía el despliegue de los primeros cuatro destructores, que comenzaron a llegar en 2014.

“Creo que la política de Defensa es una política de Estado”, ha insistido Robles, puntualizando en varias ocasiones que “le llame para informarle del acuerdo político, porque aún no tenemos los detalles y no ha llegado la petición formal”. “Le trasladé que se había llegado a este acuerdo pero no hago ninguna petición porque confío plenamente en el sentido de Estado del PP”, ha dicho.

Pero no se ha quedado ahí y ha recalcado en varias ocasiones más que se limitó a ”darle la información; nada le pedí, porque creo que no procedía pedirle nada”. “No es cierto”, que le llamara para conseguir el apoyo del PP, ha apuntado haciendo hincapié en que “mi obligación en un Ministerio de estado ante un tema tan importante es dar información” al principal partido de la oposición. “Me limite a darla, lo que me agradeció mucho y fue una llamada cordial. Ni pedí ni ofrecieron nada”, ha zanjado recordando, una vez más, que le dio la información “como muchas otras veces, pero no he pedido nada”.