Andalucía

Estados Unidos quiere desplegar dos destructores más en la base de Rota

España acoge desde 2014 cuatro buques estadounidenses como parte del escudo antimislies de la OTAN

Estados Unidos tiene la intención de aumentar su presencia militar en España y hoy, durante el encuentro que mantendrán Pedro Sánchez y Joe Biden en Moncloa, el presidente estadounidense anunciará el despliegue de dos destructores más en la base de Rota (Cádiz), donde desde 2014 hay cuatro de estos buques que forman parte el escudo antimisiles de la OTAN. Eso sí, este aumento deberá pasar previamente por el Consejo de Ministros y después por el Congreso de los Diputados, lo que augura una nueva crisis en el seno del Gobierno de coalición.

Así lo ha confirmado hoy el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, en una rueda de prensa en el avión que traslada a Biden a España para asistir a la cumbre de la OTAN, algo que han confirmado a este periódico fuentes diplomáticas estadounidenses. Un nuevo despliegue cuya finalidad es la de aumentar aún más la presencia naval de Estados Unidos y de la OTAN en todos los dominios marítimos relevantes.

Sin embargo, este aumento no es ninguna novedad y a principios de este año, el jefe del mando militar de la Estados Unidos en Europa y máximo responsable militar de la OTAN, general Tod Wolters, ya anunció que la base gaditana estaba preparada para recibir otros dos destructores más. Y uno de los motivos principales es contar siempre con cuatro buques preparados aunque haya otros que se encuentren en tareas de mantenimiento o averías, de las que se encarga Navantia.

Los buques más modernos

De esta forma, no solo Estados Unidos (y por tanto, la OTAN) aumenta su presencia naval en el Mediterráneo y en la zona sur de Europa, sino que España vuelve a mostrar su compromiso con la seguridad aliada al acoger a estos modernos buques de guerra. De hecho, Estados Unidos lleva tiempo relevando sus destructores en España y desplegando alguna de sus unidades más modernas, como acaba de hacer con la llegada a Rota del “USS Paul Ignatius” o el “USS Arleigh Burke” el pasado año.

España firmó en octubre de 2012, con Pedro Morenés como ministro de Defensa, el acuerdo con Estados Unidos por el que se autorizaba este despliegue de cuatro destructores en el marco del sistema antimisiles aliados. No fue hasta febrero de 2014 cuando llegó el primero, el “USS Donald Cook”, mientras que el último, el «USS Carney», lo hizo en septiembre de 2015. En los últimos años, Estados Unidos ha ido renovando su flota desplegada en España.

El fin de este escudo no es otro que el de proteger a los aliados de misiles enemigos, los cuales pueden ser detectados en un radio de más de 3.000 kilómetros. No solo España forma parte de él y a lo largo de Europa hay desplegados sistemas de detección y lanzadores de misiles.

En el caso de los destructores, están equipados con el sistema de combate «Aegis» y con misiles interceptores «SM-3», siendo capaces de detectar, seguir y derribar misiles balísticos en vuelo. Además, pueden rastrear de forma simultánea hasta 200 blancos a más de 370 kilómetros, ofreciendo así una vigilancia y un seguimiento de largo alcance.