Política

Agresores que van a reincidir

La Razón
La RazónLa Razón

l ¿Qué posibilidades existen de que un preso como el «violador del ascensor» reincida?

–Primero hay que situar las cifras. Hay unos 80.000 presos en las cárceles españolas. El porcentaje de los encarcelados por abusos sexuales no llega al 1%. Y de éstos, el 0,5% son multirreincidentes. Hablamos en torno a 50 casos. Un violador como el del ascensor, con más de 60 agresiones a sus espaldas, va a volver a reincidir. Así lo indica el sentido común y la experiencia clínica. Y en situaciones como ésta, apenas un 10% de los casos tiene una base médica y psiquiátrica detrás de la compulsión sexual: pueden tratarse con castración química, etc. El 90% restante no tiene tratamiento médico.

l¿Qué forma hay de enfrentarse a estos casos que no tienen solución?

–Unidades penitenciarias blindadas para que no vuelvan a salir. O, llamándolo por su nombre, la cadena perpetua. Van a volver a reincidir. Quizá no en la vía pública, pero sí en cuanto tengan la menor oportunidad. No hay ningún tratamiento psiquiátrico ni médico para ellos.

l¿Hay posibilidades de que, una vez en libertad, criminales como éstos pongan sus ojos en los familiares de sus víctimas?

–Para nada. Un agresor sexual reincidente, generalmente, no tiene pensamientos ni consideración hacia sus víctimas. Sus víctimas son sólo mujeres. Y tampoco tienen arrepentimiento. Sólo si en el criminal subyace una base moral y afectiva. Con sujetos primitivos, amorales y una compulsión animal, no.

lAlgunos presos se han negado a someterse a los cursos de reeducación para abusadores sexuales. ¿A qué se debe?

–Sé que hay agresores sexuales que se niegan a acudir a estos cursos para que no los identifiquen dentro de la prisión. El motivo está en que, después, en el patio de la cárcel, pueden tomar represalias contra ellos.