España

Delgado afronta una huelga que ella apoyó como fiscal

Justicia trata de pararla in extremis y convoca por correo a las asociaciones sin propuesta concreta

Justicia trata de pararla in extremis y convoca por correo a las asociaciones sin propuesta concreta.

Publicidad

Dolores Delgado tendrá que hacer frente el próximo día 19 a una huelga de jueces y fiscales por unas reivindicaciones que ella misma respaldó el pasado mayo como vocal del Consejo Fiscal por la Unión Progresista de Fiscales (UPF) antes de hacerse cargo del Ministerio de Justicia en el Gobierno de Pedro Sánchez.

El Ministerio de Justicia trata de evitar contrarreloj la primera huelga de jueces y fiscales convocada contra la política retributiva del Gobierno prevista para el próximo año, el mismo motivo que les llevó a realizar un paro contra el Ejecutivo anterior el pasado 22 de mayo. Para ello, el Departamento que dirige Delgado ha convocado a representantes de las siete asociaciones judiciales y fiscales para mantener una reunión el próximo miércoles, aunque en el correo electrónico enviado a las asociaciones –que ha sido el medio elegido para la convocatoria– no consta ninguna propuesta de acuerdo sobre las revindicaciones. De hecho, a esa reunión no está siquiera prevista la presencia de la ministra de Justicia, sino que será presidida por el secretario de Estado, Jesús Dolz, quien estará acompañado del secretario general de Administración de Justicia, la directora general de Relaciones con la Administración de Justicia y de su director de Gabinete.

Esta convocatoria ha sido acogida con escepticismo por jueces y fiscales, ya que en la misma no existe una propuesta clara y concreta sobre las revindicaciones salariales. De hecho, la Asociación Judicial Francisco de Vitoria y la Asociación Profesional Independiente de Fiscales han respondido ya a esta convocatoria recordando que, al igual que sucediera en la época anterior con el ministro del PP Rafael Catalá al frente, entienden que sin una propuesta clara y concreta por parte de Justicia no deben asistir a la reunión. «Es premisa lógica que, para negociar un asunto, una de las partes debe ofrecer algo a lo que está dispuesta a cumplir», afirman al respecto.

En este sentido, las siete asociaciones judiciales y fiscales hicieron público ayer un comunicado en el que señalan que tras diversas reuniones, una vez expirados los plazos dados por ambas partes para tener respuestas concretas, todo continúa igual. «La Justicia sigue denostada.En el proyecto de presupuestos para 2019, nada hace indicar que las partidas para Justicia y salarios de jueces y fiscales aumenten»: y, junto a ello, critican que la constitución de la Mesa de Retribuciones «se ha intentado subvertir en un organismo burocrático vacío de contenido, con una clara finalidad obstructiva y nada práctica cuando, precisamente, debería ser lo contrario».

Publicidad