Ayudas para los pescadores

El Gobierno se compromete a compensarles por los daños. Aclaración: La tasa de 50 euros no se cobrará a los trabajadores españoles en el Peñón

Los controles en la Verja han provocado largas colas en los últimos días
Los controles en la Verja han provocado largas colas en los últimos días

MADRID-El presidente del PP de Cádiz, Antonio Sanz, adelantó ayer que el Gobierno va a anunciar de forma «inminente» un paquete de ayudas para los pescadores del Campo de Gibraltar, que están padeciendo las consecuencias de la presión del Peñón. Tras reunirse con la cofradía de pescadores de La Línea de la Concepción, el dirigente popular remarcó que Gibraltar «les está haciendo perder el pan de sus familias» y reveló que las medidas que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está ultimado no sólo van a ayudar a barcos de La Línea, sino también a barcos de Algeciras.

En este sentido, Sanz denunció que la decisión de Gibraltar de arrojar más de 70 bloques de hormigón al fondo marino es «ilegal desde el punto de vista de la normativa española y comunitaria» y subrayó que «el PP sigue exigiendo que se retiren, como algo necesario para que se respete la ley y se pueda volver a faenar».

Por otra parte, el presidente del PP gaditano hizo hincapié en que la tasa de 50 euros que el Gobierno contempla aplicar para las entradas y salidas de la frontera de Gibraltar no afectará a los trabajadores españoles en el Peñón. Según señaló, ésta «está perfectamente adecuada a la ley» y va a repercutir «de manera importante al consumo y a la actividad económica de La Línea». Así, incidió en que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, le notificó el jueves en una conversación telefónica que lo que se recaude con esta tasa «no será un dinero que se meta en las arcas generales del Gobierno, sino que todo lo que se recaude iría en beneficio de los vecinos del pueblo de La Línea, especialmente dirigido a los pescadores y al conjunto del campo de Gibraltar».

Los controles continuarán

Pese a que los controles continúan en la Verja, y se mantendrán así durante el fin de semana, ayer se vivió una jornada de relativa normalidad a uno y otro lado de la valla. Nada que ver con las interminables colas de vehículos que han sido la estampa más habitual en los últimos días en el tránsito entre Gibraltar y La Línea de la Concepción y que han tensado al máximo la situación en la zona.