Política

Bildu cobra más fuerza en Navarra

Al no sustituir el PSN a su única concejala en Huarte, todo indica que los batasunos se harán hoy con el consistorio como la lista más votada

Al no sustituir el PSN a su única concejala en Huarte, todo indica que los batasunos se harán hoy con el consistorio como la lista más votada

Publicidad

Tras las pasadas elecciones autonómicas y municipales, la única concejala socialista en el Ayuntamiento de la localidad navarra de Huarte, Amparo López, fue elegida alcaldesa con el apoyo de Navarra Suma y el Grupo Independiente de Huarte (GIH), pero posteriormente dimitió para pasar a formar parte de la Dirección General de Interior del Gobierno de Navarra. En ese momento se convirtió en alcalde en funciones Iñaki Crespo, del GIH, que llevó el bastón de mando entre 2011 y 2015.

Puesto que el PSN todavía no ha sustituido a la concejala socialista todo indica que en la nueva elección que se producirá en el pleno de este martes el representante de EH Bildu, Alfredo Arruiz –regidor en la pasada legislatura–, se hará con la alcaldía como la lista más votada. Se trata de una maniobra con la que culmina el enrarecido ambiente de la política local desde los comicios del 26-M.

En Huarte la coalición que gobernaba el consistorio tenía fundadas sospechas de que el PSN podría «dejar caer» la alcaldía para «compensar» a EH Bildu por la investidura de María Chivite como presidenta de la Comunidad Foral. Desde Navarra Suma recordaban las palabras de la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, en el pleno de investidura de Chivite en las que «exigió» a la ahora presidenta la «cesión» de la alcaldía de Huarte. Lo que está a punto de suceder no haría sino confirmar que ha llegado el momento para los abertzales de cobrarse la abstención que hizo presidenta a María Chivite. Y no será el único «favor» que exigirán a los socialistas. Ruiz ha reclamado la alcaldía de Sartaguda, pero irá más allá: el independentismo vasco controlará desde la sombra las decisiones de peso del Gobierno de Chivite.

Partido Popular y Ciudadanos han reaccionado con indignación. Así, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán, considera que el PSN realiza una «cesión» a EH Bildu en Huarte. Beltrán, también presidenta del PP navarro, afirma que este paso «confirma que existe un acuerdo oculto de María Chivite y Pedro Sánchez con Bildu». Beltrán, en declaraciones a Onda Cero, consideró que «Sánchez demuestra con este tipo de actos su traición a Navarra», ya que, a su entender, «la negativa a tomar posesión del único concejal que tiene el PSOE en Huarte solamente se puede entender como un primer pago a Bildu para garantizar su apoyo al Gobierno foral, donde Chivite y sus socios, Podemos y Geroa Bai, están en minoría». La dirigente popular destacó que en Huarte «Bildu no solo no dispone de mayoría absoluta, 5 de 13 concejales, sino que como quedó confirmado en junio, era posible una alternativa constitucionalista a través de la unión de los concejales de Navarra Suma, GIH y PSN».

Publicidad

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acusó a Pedro Sánchez en Twitter de «entregar la alcaldía de Huarte a Bildu, tal y como Bildu le exigió». «Estos pactos del PSOE con Otegi son una vergüenza y una humillación a la democracia española», añadió el líder naranja.