MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
21:47
Actualizado
  • 1

Casado: «Se dan las circunstancias para volver a aplicar el 155»

La primera Junta Directiva Nacional -el máximo órgano entre congresos- con Pablo Casado al frente del PP se ha iniciado con la ausencia de Soraya Sáenz de Santamaría y buena parte de los «barones» autonómicos.

  • Casado, acompañado por (de izda. a dcha.) la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la portavoz del partido, Dolors Montserrat; el secretario general, Teodoro García Egea; el presidente del PPC, Xavier García Albiol, y Javier Maroto, a su llegada hoy a la Junta Directiva Nacional. Foto: Efe
    Casado, acompañado por (de izda. a dcha.) la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la portavoz del partido, Dolors Montserrat; el secretario general, Teodoro García Egea; el presidente del PPC, Xavier García Albiol, y Javier Maroto, a su llegada hoy a la Junta Directiva Nacional. Foto: Efe
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de septiembre de 2018. 16:05h

Comentada
J. Gallego.  Barcelona. 8/9/2018

Con el objetivo de volver a recuperar terreno en Cataluña tras el descalabro en las elecciones del 21-D, la Junta Directiva Nacional del PP ha desembarcado esta mañana en Barcelona para dar el pistoletazo de salida al curso político. Cómo sofocar el proceso independentista ha acaparado todo el protagonismo en la intervención del presidente del PP, Pablo Casado, que ha acusado al Gobierno y al PSOE de “querer la disolución de España” con sus propuestas y su negociación con Cataluña y ha alertado que “ya se dan las circunstancias” para volver a aplicar el 155.

Para Casado, no hay margen para la “negociación” con el independentismo, ya que “no representan la realidad de Cataluña y son ellos quienes tiene un problema y deben cambiar”. El presidente de los populares ha sospechado que la oferta de un “referéndum de autogobierno” de Sánchez es una contrapartida al presidente de la Generaltat, Quim Torra, y que la hizo el lunes para que el president rebajara el tono de su conferencia el martes. “El Gobierno hace una propuesta que no van a aceptar ni los independentistas ni los españoles”, ha lamentado.

Para Casado “es necesario desarticular una amenaza real para las libertades” que supone el secesionismo, y por ello ha vuelto a recordar cómo se produjo la intervención autonómica en octubre y recetó la experiencia en la derrota de ETA. En este sentido, ha asegurado que cuando el PP predicó la aplicación del 155, ningún partido constitucionalista lo avaló (en alusión a PSOE y C’s) y cuando obtuvo el respaldo popular, fue cuando se sumaron. “No podemos fiar todo a un búsqueda del consenso. Los grandes deseos se han conseguido después de una decisión”, ha afirmado. En esta línea, recordó que en base a la Ley se consiguió sofocar el conflicto vasco, y por tanto, ahora es conveniente seguir el mismo derrotero: “La convivencia no es un obstáculo a la Ley, sino es la Ley la que permite la convivencia”, ha agregado.

Ha acusado al Gobierno de “querer la disolución de España” con su mano tendida al independentismo y ha reprochado, también, que la oferta de un nueva Estatuto implicaría volver a recuperar artículos que el Tribunal Constitucional declaró “ilegales”. “Cataluña no necesita más autogobierno”, ha zanjado.

A la Junta Directiva Nacional –máximo órgano entre congresos, que aglutina a la cúpula, senadores y diputados del Congreso- se han ausentado hasta once barones regionales, entre ellos figuras relevantes como el presidente de Galicia, Alberto Níñez Feijóo, o el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, o la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Últimas noticias