Cena de gala en el Palacio Real en honor del presidente de Colombia

Los Reyes Felipe VI y Letizia posan con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (2i), y su esposa, María Clemencia Rodríguez (d)
Los Reyes Felipe VI y Letizia posan con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (2i), y su esposa, María Clemencia Rodríguez (d)

Las visitas de Estado permiten a los mandatarios extranjeros ser agasajados en el Palacio Real de Madrid con una cena de gala en la que la lista de invitados se preparara con todo cuidado, el mismo que determina el menú que se sirve a los afortunados que esa noche comparten mesa con los Reyes de España.

En la segunda visita de Estado de su reinado, tras la de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, Felipe VI y la Reina Letizia han recibido hoy al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y su esposa María Clemencia.

Como manda el protocolo, los cuatro han saludado, uno a uno, a los 110 asistentes a la cena de gala, en una elegante ceremonia.

Por el Salón del Trono del Palacio de Oriente han pasado las principales autoridades españolas con el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y su esposa, Elvira Rodríguez, en primer lugar, siete ministros del Gobierno español, seis ministros del Gobierno colombiano, los representantes de las altas instituciones del Estado, relevantes empresarios españoles...

Y dos futbolistas; porque uno de los momentos que más ha llamado la atención en el largo desfile de los saludos previos a la cena ha sido el saludo a los Reyes y sus dos ilustres invitados de James Rodríguez, el delantero del Real Madrid, y Carlos Bacca, del Sevilla, ambos colombianos y muy reconocidos en su país y en España.

Hasta tal punto es así que el propio presidente Santos, en el brindis de la cena, ha confesado que gracias a los goles de ambos en Colombia “seguimos las incidencias de la Liga Española como si fueran nuestras”.

La actriz colombiana invitada era Juana Acosta, conocida por su papel de Sara Ortega en la serie televisiva española Velvet, cuyo elegante vestido largo no ha pasado desapercibido, como tampoco lo ha hecho el de Nataly Rivera “Naela”, cantante y compositora conocida como la Princesa del Pop en Colombia.

Ya sentados a la mesa del comedor de gala, tras escuchar los himnos de España y Colombia y las palabras de Felipe VI y Juan Manuel Santos en dos brindis repletos de buenos deseos, la cena ha comenzado mientras en una sala contigua la banda sinfónica de la Guardia Real interpretaba varias piezas, pasodobles incluidos.

Para comenzar, se ha servido panceta ibérica en caldo de trufa con boletus, pero el plato principal consistía en “carabinero con ensalada de contrastes y caviar de aceite”, un plato que ha exigido alguna explicación adicional a los comensales colombianos, ya que aunque en su país un carabinero es un agente de un cuerpo policial, en España es un crustáceo que puede comerse con sumo gusto.

Pero lo mejor del menú, sin duda, ha sido el final, porque el postre consistía en un “chocolate que desaparece con toques de café de Colombia”.

Misterios de la gastronomía palaciega. Efe