MENÚ
lunes 22 octubre 2018
23:14
Actualizado
  • 1

Díaz vencería a Sánchez por la mínima sin resolver la fractura

La presidenta de la Junta obtendría el 42,1% de los votos, por el 40,7% del ex líder y el 17,2% de López. Los votantes del PSOE ven a la andaluza escorada al centro y al ex secretario general, más a la izquierda.

  • Fotografía facilitada por el PSOE de los preparativos del debate que hoy tendrá lugar en la sede de Ferraz
    Fotografía facilitada por el PSOE de los preparativos del debate que hoy tendrá lugar en la sede de Ferraz

Tiempo de lectura 4 min.

15 de mayo de 2017. 01:30h

Comentada
Ainhoa Martínez Madrid. 15/5/2017

Los ojos de todo el socialismo se posan hoy en Ferraz en el debate en el que se medirán los tres candidatos a las primarias del partido. En el ecuador de una bronca campaña, este cara a cara puede marcar un punto de inflexión ante lo ajustado del resultado que anticiparon los avales y que también se reproduciría en la votación a la Secretaría General. Así se deduce de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, según la cual, Susana Díaz ganaría por la mínima –1,4 puntos– a Pedro Sánchez. Si los votantes consultados pudieran votar el 21 de mayo, lo harían en un 42,1% por la presidenta andaluza y en un 40,7% por el ex secretario general. La tercera vía representada por Patxi López apenas conseguiría atraer a un meritorio 17,2% de los apoyos. Estos datos arrojan un escenario muy complicado para el PSOE, una formación partida por la mitad y en la que la integración entre los dos bloques enfrentados se antoja imposible. Por rangos generacionales, Sánchez es el favorito para los votantes más jóvenes –de entre 18 y 44 años– y Díaz se impone entre los de mayor edad, a partir de 45. El mejor dato de López también se da en el público de entre 18 y 29 años. Si comparamos los resultados de esta encuesta con la de la semana anterior, vemos que la correlación de fuerzas se mantiene: Díaz sigue en cabeza, pero cede dos décimas, y Sánchez se mantiene segundo, aunque crece siete. Hay que precisar también que el trabajo de campo se realizó entre el 8 y 13 de mayo entre votantes del PSOE, pero sólo aquellos que además tengan la condición de militantes podrán votar.

Uno de los argumentos que Sánchez utiliza para desgastar a Díaz es que es la candidata de la abstención y la más escorada a la derecha. Los votantes, por su parte, consideran que la presidenta andaluza es la aspirante que más tiende al centro, con un 4,4 sobre 5, mientras que Sánchez lo hace a la izquierda, con un 4,1. López se ubica entre ambos con un 4,2. Los jóvenes son quienes ven más diferencias ideológicas entre los candidatos y a medida que avanza la edad de los votantes, éstos tienden a unificar sus posturas.

Lo enconado de la campaña ha hecho también que las propuestas de los candidatos pasen inadvertidas. Un 58,8% confiesa no concocerlas, por el 27,2% que sí lo hace. El 14% prefiere no opinar al respecto. El desconocimiento de los programas de los aspirantes a las primarias es una constante en todos los rangos generacionales y el debate se antoja la mejor oportunidad para llegar a descubrirlos. Por temáticas, los votantes prefieren que se trate la revisión de alianzas (13,2%), el futuro del partido (11,4%), la unidad del mismo (11%), el proyecto socialista (9,2%) y la democracia interna (8,4). Por edades, los consultados de entre 18 y 29 años están más interesados en la democracia interna, mientras que el resto priorizan la revisión de alianzas.

En concreto sobre la democracia interna, los votantes socialistas consideran que se debería limitar la apelación a las bases para dirimir los asuntos del partido. Una práctica que popularizó Sánchez en su etapa al frente de la Secretaría General para sortear el control de los barones territoriales críticos a su gestión. Un 47% cree que no se debería consultar a la militancia las decisiones del PSOE, por el 41,4% que sí está a favor de hacerlo. El 11,6% restante prefiere no manifestar su opinión al respecto. Por edades, sólo los jóvenes de entre 18 y 29 años se muestran partidarios de mantener y promover los referéndums entre las bases, mientras que a partir de los 30 años, la opción mayoritaria es limitarlas.

Este criterio de los votantes vendría a reforzar a órganos del partido como el Comité Federal o el propio secretario general en la toma de decisiones. Un 51,4% es contrario a que, en la nueva normativa del PSOE que saldrá del 39º Congreso, se le reste poder al líder socialista. Por el contrario, un 37,4% sí sería partidario de esta tesis, que llevaría –entre otros aspectos– a limitar las facultades para convocar consultas entre la militancia sin la aprobación del Comité Federal. Un 11,2% prefiere no manifestar su opinión al respecto. Por edades, sólo los jóvenes de entre 18 y 29 años defienden reducir las competencias del próximo secretario general, mientras que a partir de los 30 la mayoría prefiere que se mantengan las actuales.

Últimas noticias