Política

El nuevo calendario: ¿Investidura en 2019 o en 2020?

Otra vez volveremos a asistir a la Constitución de unas nuevas Cortes, comprobaremos las declaraciones de los nuevos Diputados y se producirá la octava consulta del Rey para designar un candidato a presidente del Gobierno

No se espera que hasta finales de año o principios de 2020 el Ejecutivo pase a tener capacidades plenas de actuación

Publicidad

A vueltas con el calendario y 51 días de infarto por delante. Una vez confirmado por el propio Pedro Sánchez que la incapacidad de los políticos para negociar aboca de nuevo a una nueva a elecciones generales, el Ejecutivo seguirá en funciones al menos hasta finales de diciembre o principios de 2020, más de 200 días con un Gobierno sin capacidad plena para afrontar nuevos retos o para legislar. ¿Cuáles son los siguientes plazos a tener en cuenta para que un candidato a presidente del Gobierno vuelva a presentarse a una investidura?

La disolución de las Cortes Generales se producirá la próxima semana y consecuentemente los 350 diputados cursarán baja ese mismo día automáticamente. Entre el 1 y el 8 de noviembre los políticos tratarán de convencer a los españoles que deben acudir masivamente a las urnas de nuevo. El 10-N estaremos llamados a votar y previsiblemente entre los días 13 y 20 de noviembre los nuevos diputados elegidos deberán recoger en el Congreso de los Diputados sus nuevas carteras y credenciales, puesto que los resultados definitivos se conocerán en torno al 13 de noviembre. Volveremos a asistir a la presentación de declaraciones de bienes e inmuebles de sus Señorías. El Congreso volverá a repartir el “Kit tecnológico” a los diputados, que en la todavía XIII Legislatura costó un montante económico que ascendía a los 296.191,77 euros.

Publicidad

Asisitiremos entre los días 4 y 5 de diciembre a la Constitución de las nuevas Cortes Generales, donde los partidos deberán votar, en primer lugar y, previsiblemente antes de que se conozcan los posibles pactos para dar luz verde a una investidura, quién será el o la presidente del Congreso, que hasta ahora preside la socialista Meritxell Batet desde el pasado 21 de mayo. Después se pactará la composición de la Mesa del Congreso de los Diputados, y seguramente, a posteriori, -según los plazos de la última composición en junio- tendrá lugar el reparto de las comisiones.

Publicidad

En cuanto a las futuras negociaciones que tengan lugar fruto del resultado en las urnas, el Rey, previsiblemente, llamará a los representantes políticos en orden de menor a mayor en la semana del 9 de diciembre, con el fin de comprobar la predisposición de los partidos a investir al candidato que mayor apoyo obtenga en las urnas. Serán sus octavas consultas en cinco años, desde que accediera a la Corona. Si el Rey Felipe VI constata que un candidato puede obtener la mayoría de apoyo en la Cámara Baja, podría comunicar al nuevo presidente o presidenta del Congreso esta predisposición, y entonces convocarse un pleno de investidura para la semana siguiente. Por tanto, la semana del 16 podría celebrarse la primera investidura para desbloquear la situación política. Si tras esa sesión ningún candidato obtiene la confianza del Congreso es posible que se cierre el año 2019 con un Ejecutivo en funciones y que las conversaciones para retomar las negociaciones se fijen a principios del 2020.