El padre de Espinar compartía Consejo en Caja Madrid con el alcalde que cedió los terrenos

El socialista José Caballero adjudicó el suelo de la promoción en Alcobendas.

La urbanización del barrio de Fuentelucha de Alcobendas donde Ramón Espinar compró una vivienda
La urbanización del barrio de Fuentelucha de Alcobendas donde Ramón Espinar compró una vivienda

El socialista José Caballero adjudicó el suelo de la promoción en Alcobendas.

La adjudicación de los terrenos en los que la promotora de Comisiones Obreras Vitra construyó la vivienda de Ramón Espinar fue realizada siendo alcalde de Alcobendas José Caballero Domínguez, que, en 2006, compartía sillón con Ramón Espinar padre en el consejo de administración de Caja Madrid. En aquella época gobernaba en el consistorio de esta localidad del norte de Madrid el Partido Socialista en coalición con Izquierda Unida. Caballero –que luego pasaría a UPyD– fue investigado en el caso de las tarjetas opacas, pero finalmente no figura en la lista de inputados por considerarse que había prescrito el delito. En ese mismo año de 2006 aparece un apunte contable asociado al nombre de Caballero por valor de 19.800 euros en una de las llamadas «tarjetas fantasma». El ex alcalde socialista siempre ha negado haber realizado compra alguna con los medios de pago opacos investigados en el caso de Caja Madrid.

Sin embargo, es un hecho incontrovertible que fue durante su mandato como alcade de Alcobendas cuando la Empresa Municipal de la Vivienda de Alcobendas adjudicó a Vitra los terrenos en los que se construyó la promoción en la que participó Espinar y que, durante ese mismo año de 2006, tanto Caballero como Ramón Espinar padre estaban en el consejo de Caja Madrid. Expertos consultados por LA RAZÓN aseguraron asimismo que era una práctica habitual en aquellos años anteriores a la crisis financiera que el 15% de viviendas de adjudicación discrecional por parte de la promotora solían recaer en «amigos, cuñados, etc...». Esta práctica finalizó al llegar al poder en Alcobendas el Partido Popular, que estipuló que el 100% de las viviendas protegidas se adjudicaran por sorteo.

Fuentes del Gobierno regional aseguraron también a este diario que tanto entonces como ahora todas las viviendas protegidas (tanto las pertenecientes al 85% adjudicado por sorteo como las del 15% adjudicado discrecionalmente por la promotora Vitra) están sometidas por igual a la normativa comunitaria y que uno de los requisitos estipulados por esta normativa es habitar el inmueble en cuestión, circunstancia que en el caso de Espinar no se dio.

Otro de los aspectos controvertidos del caso es el préstamo familiar que permitió al portavoz de Podemos en el Senado comprar la vivienda. Los 178.400 euros en compras con tarjeta opaca por las que está imputado el padre de Espinar se realizaron entre 2003 y 2010 y el «préstamo familiar» que permitió a Espinar hijo comprar el piso data de 2007. Preguntado durante la rueda de prensa de ayer sobre la valoración que le merecía este hecho, el dirigente de Podemos dijo: «No voy a valorar eso». La Fiscalía Anticorrupción pide para Ramón Espinar padre –ex alcalde socialista de Leganés, primer presidente de la Asamblea de Madrid y consejero de Caja Madrid durante 15 años– cuatro años de prisión y una multa de 81.000 euros.