El PP reduce el 40% su deuda en 2012, mientras el PSOE la aumenta un millón

CiU e IU, a la cabeza de los partidos en quiebra, según el Tribunal de Cuentas

La Razón
La RazónLa Razón

Unió Democrática de Cataluña (UDC) vuelve a liderar la lista de formaciones que presentan un patrimonio negativo al cierre del año 2012, según el último informe fiscalizador del Tribunal de Cuentas que el organismo hizo público ayer. Son nueve las formaciones que presentan quiebra técnica, es decir, que sus deudas con terceros superaban a sus activos, pero es UDC la que está en peor situación con -12,8 millones de euros, seguido de Convergència i Unió (CiU) con un saldo negativo de 9,2 millones y de Izquierda Unida (IU) que cuenta con un patrimonio negativo de 8,1 millones. Eso sí, la lista de 2011 arrojaba hasta 17 formaciones en esta situación, que en 2012 completan el BNG con 3,7 millones de patrimonio negativo; ICV, con -3,1 millones; Bloc Nacionalista de Valencia, que tiene -729.077,18 euros; le sigue la Chunta Aragonesista, cuyo balance arroja pérdida por 154.786,73 euros; Esquerra Unida, con 77.198,68 y Geroa Bai, con 27.311,52 euros de patrimonio negativo.

Pero además de estos datos, en sus casi 600 páginas el informe fiscalizador ofrece una visión global del estado de cuentas de los partidos políticos y de sus fundaciones vinculadas. Y, por ejemplo, cifra en 273,1 millones el dinero que reciben los partidos políticos de la financiación pública, de los que 209,9 millones corresponden a gastos de funcionamiento ordinario y otros 63,2 millones en subvenciones con motivo de los procesos electorales. Además, sus fundaciones reciben otros 7,7 millones y a estas cifras hay que sumar otros 70,9 millones de euros en concepto de «financiación privada», que en su mayoría proceden de cuotas y aportaciones de afiliados, adheridos y simpatizantes. Pero en la que también hay donaciones por valor de 6,4 millones, algunas de ellas irregulares.

Según este informe, la deuda de los partidos se elevaba a principios de 2013 a 237,6 millones de euros, siendo el PSOE el partido que más dinero debía, en concreto 71,6 millones, un 30 por ciento del total de la cantidad que suman todas las formaciones. De hecho, el PSOE ha pasado a ocupar el primer puesto en el ránking de deudores que en 2011 lideraba el PP. Y es que no sólo no han recortado, sino que han aumentado su deuda con los bancos desde 2011, año de elecciones generales, pasando de 70,1 a 71,6 millones doce meses después. A esto hay que sumar los 10,8 millones que adeuda el PSC, su «partido hermano» en Cataluña. En el lado opuesto se sitúa el PP, que logró recortar su deuda en 24 millones en comparación con la que tenía a finales de 2011. Eso sí, aún tiene que pagar 54,3 millones a entidades financieras. Le sigue el PNV, que debe a entidades de crédito otros 28 millones; UDC que tiene una deuda de 16,7 millones e Izquierda Unida, que debe a los bancos otros 15,1 millones.

Por último, el órgano fiscalizador también realiza nueve recomendaciones. Se mantienen prácticamente vigentes las de 2011, entre ellas, la necesidad de «ampliar el alcance subjetivo de las cuentas anuales», «reforzar los controles internos» o establecer la obligación de que las entidades de crédito informen anualmente al Tribunal de Cuentas sobre las donaciones.