El Rey, «presente en la distancia»

El Rey estuvo presente por videoconferencia
El Rey estuvo presente por videoconferencia

«Como sabéis, he tenido que pasar por el taller recientemente», de esta manera tan coloquial y cercana –como quien está entre «amigos y hermanos»– dio comienzo el vídeo con el que Don Juan Carlos quiso hacerse presente en la ceremonia de inauguración de la XXIII Cumbre Iberoamericana, que arrancó ayer oficialmente en Panamá, la primera desde 1991 que no cuenta con la presencia del Monarca. Fue el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, el que tuvo la iniciativa de que el Rey saludara y mostrara su afecto a los participantes en la Cumbre de esta manera cuando se supo que no iba a ser posible la presencia física de Don Juan Carlos en Panamá al estar recuperándose aún de la operación a la que fue sometido en su cadera izquierda. «Aprovechando que hoy no hay prácticamente fronteras para las comunicaciones, he querido estar presente en la distancia y enviaros a todos un mensaje lleno de afecto. Gracias de todo corazón por los deseos de recuperación que me habéis hecho llegar», dijo el Monarca a los jefes de Estado congregados en el Museo de la Biodiversidad de Panamá. A continuación, Don Juan Carlos quiso también pronunciar algunas frases en portugués para agradecer «o forte sentido de familia» existente entre la Comunidad de Naciones Iberoamericanas.

Durante su breve saludo, el Rey hizo referencia a los dos puntos en los que pivotará la Cumbre de Panamá, denominada «de la renovación». Por un lado, se pretenderá «adaptar las reuniones a la realidad internacional actual», que, debido a lo saturada que está de encuentros de este tipo, hace conveniente que las Cumbres de jefes de Estado pasen a ser bianuales a partir de la de 2014 y, por otro, «adecuar la Secretaría General Iberoamericana para que cumpla, con más eficacia, sus cometidos», para lo que se va a estudiar la manera de dotarla de más competencias.

Quizá el momento más emotivo del vídeo fue aquel en el que Don Juan Carlos se dirigió a su «buen amigo» Enrique Iglesias, que, tras ocho años en el cargo, dejará de ser secretario general iberoamericano durante la Cumbre de Panamá. «Desde aquí», dijo el Monarca, «quiero darle las gracias por su trabajo al frente de la Secretaría durante ocho años y desearle todo lo mejor». Por último, Don Juan Carlos deseó a los asistentes un «fructífero trabajo» y, despidiéndose con un «fraternal abrazo», mostró su «confianza en que podré acompañaros el año que viene en la Cumbre de Veracruz».