El Rey da una semana a Sánchez para negociar

El Rey Felipe VI durante la primera audiencia que tuvo con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El Rey Felipe VI durante la primera audiencia que tuvo con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

Recibe al secretario general socialista el martes en la nueva ronda de consultas, tras el Comité Federal del partido.

Felipe VI ha mantenido el mismo ritmo de entrevistas con los candidatos de los partidos con representación parlamentaria que en la ronda anterior: una semana –interrumpida por el fin de semana– que comenzará hoy y terminará el próximo martes. La serie de encuentros también seguirá el mismo orden, la iniciarán los partidos que tengan un menor número de escaños hasta cerrar con el presidente en funciones, Mariano Rajoy, y se verá con 14 fuerzas políticas, excluyendo a ERC y a Bildu que, como en la vez anterior, han declinado reunirse con el Jefe de Estado.

Este «modus operandi» dará más oxígeno a los partidos para sus negociaciones de cara a formar gobierno, y además supondrá que reciba al secretario general socialista, Pedro Sánchez, el martes, después de que el sábado se celebre el Comité Federal del PSOE. En el «cónclave» del máximo órgano de la dirección de la formación política se pondrá sobre la mesa la estrategia del partido en cuanto a alianzas, una semana después del órdago de Podemos de supeditar el pacto con Sánchez a la concesión de siete ministerios y ser investido él vicepresidente del Gobierno. El Monarca podrá decidir con mayor conocimiento del tablero político si nombra a Sánchez o no.

La primera audiencia tendrá lugar hoy a las diez de la mañana, en la que se entrevistará con el portavoz de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, y dos horas después se reunirá con el diputado de Foro Asturias, Isidro Manuel Martínez Oblanca. A las cinco de la tarde será el turno de Coalición Canaria, con Ana María Oramas. Siguiendo el mismo horario, el jueves acudirán a La Zarzuela el representante de UPN, Iñigo Jesús Alli; el de Izquierda Unida-Unidad Popular, Alberto Garzón, y el del PNV, Aitor Esteban.

El viernes, última jornada de encuentros de la semana, con la representante de En Marea, Alejandra Fernández, de Democràcia i Llibertat (Dil), Francesc Homs, y el de Compromís, Joan Baldoví.

Tras el paréntesis del fin de semana, las audiencias de esta nueva ronda de contactos se reanudarán el lunes 1 de febrero, nuevamente a las diez, para citar en La Zarzuela el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech. Después, recibirá al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y ya por tarde, a las cinco, al de Podemos, Pablo Iglesias. Una vez que haya hablado con Sánchez y Rajoy, el Jefe del Estado dispondrá del tiempo –no limitado por ley– que crea necesario para proponerle a Patxi López el nombre del que se someterá a la investidura. El Monarca resolvió rápido esta reflexión en la anterior ronda: el mismo viernes en que se reunió con Mariano Rajoy lo propuso al presidente del Congreso, Patxi López, y al declinar éste, la Casa del Rey envió un comunicado a los medios de comunicación en el que se detallaba el proceso: «Su Majestad el Rey ha informado al señor presidente del Congreso de los Diputados, Don Patxi López Álvarez, de la decisión de Don Mariano Rajoy». A pesar de haberlo propuesto ya, el Jefe de Estado podría repetir candidato si lo considerase oportuno, así como nombrar a una persona externa a los partidos que facilitase el consenso político.

Los candidatos volverán a subirse a la «palestra» del Congreso, donde responderán a las preguntas de los periodistas. Cada uno, a su estilo: desde el silencio del líder del PNV, Aitor Esteban Bravo, que fiel al estilo del partido no habló por considerar privada la conversación mantenida, hasta la «primicia» de Baldoví, de Compromís, quien no sólo informó de que el Rey propondría a Rajoy, sino que compartió las impresiones del Monarca respecto a la dificultad de que el presidente en funciones saliese investido por falta de apoyos en la Cámara Baja. A pesar de que Don Felipe ha reservado el mismo espacio para todos los encuentros, realmente los determinantes son los últimos, ya que las posturas y programas de los más pequeños las conoce de las otras audiencias.