Política

El Rey relanza internacionalmente la dañada imagen de Barcelona desde Corea

Felipe VI promociona un congreso de ciudades inteligentes que tendrá lugar en la capital catalana en noviembre durante el segundo día de su viaje de Estado en Seúl

Felipe VI promociona un congreso de ciudades inteligentes que tendrá lugar en la capital catalana en noviembre durante el segundo día de su viaje de Estado en Seúl

Publicidad

Mientras las calles de Barcelona siguen siendo escenario de graves disturbios provocados por el secesionismo, el aparato del Estado no se detiene, tampoco en lo que a la promoción internacional de una ciudad-escaparate tan importante para España como Barcelona. Felipe VI ha mencionado la capital catalana esta mañana en Seúl en relación a la organización del Congreso Mundial de Ciudades Inteligentes que tendrá lugar en noviembre. La cita es una de tantas que convierten a esta ciudad en uno de los nodos empresariales más importantes de Europa circunstancia de la que dependen miles de puestos de trabajo directos e indirectos. Para que, a pesar del efecto devastador de las imágenes de barricadas incendiadas, Barcelona siga manteniendo ese estatus es necesario que la maquinaria del Estado reme en la misma dirección y las palabras del Jefe de Estado en Seúl son, en este sentido, un esfuerzo clave.

El Rey ha presidido, junto al Jefe de Estado coreano, Moon Jae-In, un encuentro empresarial entre España y Corea organizado por el ICEX y la Korcha, (cámara de comercio de Corea) en el hotel Four Seasons de esta megalópolis asiática. Previamente Felipe VI había mantenido un encuentro con los presidentes de los principales conglomerados industriales de este país (Samsung, Huyndai y LG). En su intervención el Rey se ha mostrado partidario de «profundizar unas relaciones económicas y comerciales bilaterales ya excelentes a las que se pretende dar un renovado impulso). Una de las áreas que el Monarca consideró vitales en este sentido es el «desarrollo conjunto de proyectos de energía e infraestructuras en terceros países ubicados en áreas geográficas de interés común». Ejemplo de este tipo de colaboraciones es la construcción de la autopista N5 en Australia, en la que cooperan Samsung por parte coreana y la española Dragados.

Publicidad

El Rey destacó en su discurso los puntos en común que existen entre Corea y España, dos economías de tamaño parecido que ocupan, respectivamente, el puesto 11 y el 14 en el índice de países del Fondo Monetario Internacional en términos de PIB nominal. «Tenemos igualmente un nivel de población similar y una renta per capita parecida. Compartimos en los últimos años unas tasas de crecimiento económico que se mueven en cifras similares, entre las más altas dentro del grupo de economías avanzadas del mundo».

Publicidad

Más adelante el Monarca visitó la Asamblea Nacional de Corea donde fue recibido por el presidente y por representantes de los Grupos Parlamentarios de la oposición. A continuación Felipe VI, acompañado de la Reina, acudió a la sede del Ayuntamiento de Seúl, donde recibieron de manos del alcalde, Park Won Soon, el título de «Ciudadanos Honorarios» de esta ciudad de más de 20 millones de habitantes.