Política

El TSJC abre diligencias por otra querella contra Mas por rebelión

Designa ponente al magistrado Enric Anglada, que imputó a Oriol Pujol en el «caso ITV»

A sólo tres días de su comparecencia como imputado por la consulta soberanista del 9-N, Artur Mas tiene un nuevo motivo de preocupación judicial. El mismo tribunal en el que declarará como imputado el próximo jueves ha abierto diligencias por la ampliación de la querella presentada por Manos Limpias contra el president en funciones por rebelión y sedición. El magistrado encargado de redactar la resolución sobre la posible admisión a trámite (sobre la que tendrá que pronunciarse la sala de admisiones) es Enric Anglada, que instruyó el «caso ITV» e imputó en ese procedimiento a Oriol Pujol por tráfico de influencias y cohecho, lo que supuso el final de la carrera política del hijo del ex presidente de la Generalitat JordiPujol.

Publicidad

Manos Limpias ya denunció por rebelión a Mas a raíz de la actuación del Gobierno catalán en la consulta soberanista del 9-N (en una de las sucesivas ampliaciones de su denuncia inicial), pero finalmente el TSJC, tras la posterior querella de la Fiscalía, ciñó las imputaciones a los delitos de desobediencia grave y, en su caso, prevaricación y malversación (por la presumible utilización de dinero público en la jornada de participación), descartando cualquier atisbo de rebelión en el comportamiento del president.

En este caso, la denuncia del colectivo de funcionarios se centra, sobre todo, en la actuación de Mas posterior al 9-N y en su empeño por «desmembrar a Cataluña del territorio del Estado español» desafiando a la legalidad. En una providencia del pasado día 28 a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, el juez Joan Manuel Abril –instructor de la querella original– acuerda que se dé traslado de la ampliación de la querella a los fiscales del caso, Francisco Bañeres y Emilio Sánchez Ulled, y al resto de partes personadas en la causa.El magistrado remitió la denuncia a la Sala de admisión del TSJC «para que resuelva lo que proceda» al ser los hechos que la sustentan, señalaba, «distintos a los que conforman el objeto de la presente instrucción y sin perjuicio de lo que pueda resolverse sobre la conexidad» de ambas diligencias.

En el escrito de denuncia, el abogado de Manos Limpias, Pedro Muñoz Lorite, responsabiliza a Mas de haber generado enCataluña«un ambiente prebélico y de enfrentamiento entre españoles», de la«subversión del Estado de Derecho» y de construir«estructuras de Estado propio con el fin de proceder a la inmediata desconexión con España».

Posteriormente, el pasado día 6, la Sala Civil y Penal del TSJ catalán acordó en una diligencia de ordenación incoar «el correspondiente procedimiento penal» y designar ponente al magistrado Enric Anglada, vinculado a la asociación de jueces Foro Judicial Independiente, y que se encargó de instruir el «caso ITV» que terminó con la carrera política del ex secretario general de ConvergénciaOriol Pujol, a quien imputó por aceptar supuestamente un soborno de 300.000 por votar en el Parlament a favor de la trama empresarial para la adjudicación de licencias de ITV en Cataluña.Anglada también fue designado en los años ochenta instructor adjunto del «casoBanca Catalana», que puso contra las cuerdas al entonces president JordiPujol.

Publicidad

La sala de admisiones que decidirá sobre la admisión a trámite de la querella por rebelión y sedición estará integrada por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Miguel Ángel Gimeno, ex portavoz de la asociación progresista Jueces para la Democracia, y por dos magistrados más. Si finalmente se admite, Anglada se convertirá en magistrado instructor de la causa y empezará a investigar los hechos, como está haciendo su compañero JoanManuel Abril con el 9-N desde diciembre del pasado año.

Publicidad

Los delitos

- Rebelión. El artículo 472 considera reo de rebelión a los que «se alzaren violenta y públicamente» para «declarar la independencia de una parte del territorio nacional». Manos Limpias defiende, citando jurisprudencia del TSJ del País Vasco, que es suficiente con que el empleo de la fuerza «constituya una seria y fundada amenaza». Para sus promotores, la pena es de cinco a diez años de prisión e inhabilitación absoluta. La provocación a la rebelión está castigada con la pena inferior en uno o dos grados.

- Sedición. «Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las leyes» o a cualquier autoridad o funcionario, «el legítimo ejercicio de sus funciones». Se castiga con inhabilitación absoluta y, en el caso de sus máximos responsables, con penas de prisión de ocho a diez años, de diez a quince si se trata de una autoridad.

Publicidad

Junqueras cree que habrá pacto con la CUP

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, pidió ayer a los ciudadanos que «tengan confianza» porque cree que las negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP irán bien: «Seguro que sí», dijo. En declaraciones a los periodistas en el concierto de homenaje al ex presidente de Cataluña Lluís Companys en el Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC), Junqueras no quiso hacer más valoraciones sobre el transcurso de las negociaciones «por responsabilidad y discreción». El líder de ERC aseguró que su partido «siempre ha sido responsable», y por eso quieren mantener el silencio mientras duren las conversaciones para investir al nuevo presidente de la Generalitat.