Errejón pide el voto para su propuesta y para Iglesias como secretario general

El número dos de Podemos pide el voto para Iglesias como secretario general, y para los documentos políticos y organizativos de su iniciativa, «Recuperar la Ilusión»

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, durante la presentación de su candidatura para el Consejo Ciudadano Estatal en la asamblea de Vistalegre II, en un acto celebrado hoy en el Cine Palafox de Madrid
El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, durante la presentación de su candidatura para el Consejo Ciudadano Estatal en la asamblea de Vistalegre II, en un acto celebrado hoy en el Cine Palafox de Madrid

l número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha pedido hoy a todos sus compañeros que no distraigan el debate sobre el rumbo político que debe tener la formación con una discusión de caras.

El duelo por Vistalegre también fue representado por el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, que lanzó ayer una campaña con una escenificación y unos mensajes dirigidos a sus simpatizantes pero también con guiños a los del «sector pablista».

La pelea por el aforo, como ya informó este medio, sería la primera batalla que librar entre ambos dirigentes. Y si bien Iglesias movilizó a cerca de doscientas personas y organizó un acto más modesto en un espacio más pequeño, Errejón logró aunar a más de ochocientas personas en la sala Palafox de Madrid, a sólo 350 metros del emplazamiento en el que Iglesias llamaba a «no parecerse a los viejos partidos». Con una imagen y un concepto clave de campaña -un cartel del «tándem» en el que aparece abrazado a su secretario general- Errejón defendió que no había que «obligar» a la gente a elegir entre dos personas porque «nos pueden tener a todos y nos pueden tener juntos» aseguró.

Antes de empezar el mitin, una «batucada» animaba a la gente que hacía cola para entrar al acto. Una fila interminable esperaba que se abrieran las puertas de la sala Palafox, y hasta casi medio centenar de personas se quedaron fuera, tras colgar el cartel de «aforo completo».

Sin embargo sí que fueron testigos de la simbólica «pegada de carteles» que el secretario político de la formación protagonizó antes de iniciar su mitin.

La entrada de Errejón a la sala abarrotada también fue peculiar. Al ritmo de la «batucada», Errejón se subió a un oscuro escenario en el que le esperaba sentada en un sofá tipo «chester» Marta Flich, reconocida youtuber, economista, actriz y youtuber, con la que mantuvo una pequeña entrevista con preguntas de simpatizantes.

Desde el primer momento Errejón fue claro: él no será secretario general. Por ello pide el voto para Pablo para el cargo de secretario general y reclama a los inscritos su apoyo para que sus documentos sean los que dirijan el partido. «Pablo es mi secretario y lleva siéndolo desde que construímos Podemos», aseguró. Así explicó que la «pelea» interna no se había propiciado por un «debate de caras» sino que era una «discusión de ideas». «Esto es un ejercicio de democracia del que estamos orgullosos», se defendió. En su intervención Errejón pidió a la militancia que no se distrajera de este debate por «el intento de enfrentamiento» que a su juicio propician sus adversarios políticos.

Durante el acto Errejón propuso que su partido liderara cuatro grandes acuerdos de país: por la transición energética y un nuevo modelo productivo, por un pacto intergeneracional que acabe con la precariedad y por ui modelo territorial que proteja la «libre voluntad de los pueblos».

También trató de «recuperar la ilusión» de aquellos simpatizantes que podrían haberla perdido durante el 2016, año que destacó como muy difícil para la formación. «No es verdad que la gente se moviliza cuando todo está perdido, la gente se moviliza cuando están convencidos de que las cosas se pueden transformar».

Si bien el equipo de Podemos tuvo su protagonismo en el acto de Iglesias, Errejón acaparó todos los focos y el grueso del discurso del acto, pero sin hacer ningún tipo de reproche entre candidaturas, como bien si hizo alguno de los candidatos de Iglesias. En el Palafox, el número dos del partido pidió encarecidamente a la entrada y dentro del acto a los militantes que se respeten todas las opiniones de la formación para impedir que «nada dificulte que el día después de Vistalegre» se recupere la unidad. También aludió a los «adversarios» que están fuera del partido y no dentro y pidió paciencia a los inscritos para superar esta semana que aseguró que sería dura. Al escenario también se subieron en la segunda parte del mitin Pablo Bustinduy, Clara Serra, Jorge Moruno, Ángela Ballester, Rosana Pastor, Pedro Yllanes, Ana Terrón, el actor Pepe Viyuela y el filósofo Santiago Alba Rico, entre otros.