España se estrena en Mali

El «Hércules» que el Gobierno español ofreció como apoyo a Francia traslada a los primeros soldados franceses entre Dakar y Bamako.

Efectivos de las Fuerzas Armadas francesas junto al avión C-130 Hércules del Ejército del Aire español, con base en Dakar, para ser trasladados desde Dakar a Bamako.
Efectivos de las Fuerzas Armadas francesas junto al avión C-130 Hércules del Ejército del Aire español, con base en Dakar, para ser trasladados desde Dakar a Bamako.

El «Hércules» que el Gobierno español ofreció como apoyo a Francia traslada a los primeros soldados franceses entre Dakar y Bamako.

Apenas tres días después de su llegada a Senegal, el contingente español desplegado en Dakar para apoyar a Francia en su intervención en Mali ha realizado su primera misión. Tal y como informa el Ministerio de Defensa en un comunicado, los militares españoles transportaron a un grupo de efectivos de las Fuerzas Armadas francesas desde la base que este país tiene en el aeropuerto de Dakar hasta Bamako, capital de Mali. Y lo hicieron a bordo del «Hércules» del Ala 31 del Ejército del Aire que España ofreció a Francia para participar en la misión y cuyo envío urgente tendrá que ratificar hoy el Congreso de los Diputados.

De esta forma, el denominado «Destacamento Marfil» se estrena en la «Operación Serval» puesta en marcha por Francia contra el terrorismo islamista. Su misión es la de colaborar en el transporte de tropas y material de la Misión Internacional de Apoyo a Mali con Liderazgo Africano (Afisma). Por ahora son 30 los efectivos españoles desplegados en Senegal, aunque se espera que en los próximos días aterricen en Dakar otros 20 junto a más material logístico, pues en el primer desplazamiento del sábado sólo se envió el material básico, el cual no es suficiente para los tres meses que tienen previsto quedarse allí.

Además de esta aportación de España como apoyo a Francia, nuestro país también participará de forma paralela en la misión de entrenamiento de la Unión Europea (EUTM-Mali) con entre 40 y 50 instructores que se espera llegarán al país africano en los próximos meses. Y desplegará en la costa de Senegal el buque-hospital «Esperanza del Mar» para atender a los heridos en los combates.

En ese primer grupo de 30 militares que llegaron el sábado a Dakar figuran dos tripulaciones completas de Hércules (un piloto, un copiloto, un navegante, un mecánico de vuelo y dos supervisores de carga, cada una). Junto a ellos viajaron un jefe y dos equipos operativos del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), encargados de la seguridad del contingente español, y una Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue al completo, con capacidad y medios para el establecimiento de un hospital tipo «Role-1», denominado así por las capacidades que puede asumir. En este caso serían soporte vital básico, recogida y transporte de bajas desde el lugar de producción de la lesión, medidas de prevención sanitaria o tratamiento de lesiones y enfermedades menores.

Además, el contingente incluye un equipo del Grupo Móvil de Control Aéreo (Grumoca), encargado de establecer las comunicaciones seguras del contingente con España.