Iglesias, sobre la división en Podemos: «Hemos dado la peor imagen de nuestra historia»

El líder de Podemos se ha comprometido a “tender la mano” a Urbán y Errejón para formar parte de un proyecto que haría el partido más fuerte

Pablo Iglesias, durante su intervención en “Al Rjo Vivo”, en La Sexta
Pablo Iglesias, durante su intervención en “Al Rjo Vivo”, en La Sexta

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha alertado hoy de que si tras su congreso de Vistalegre el partido acaba convirtiéndose en una federación de partidos conformada por sus tres principales corrientes habrá “fracasado” y además acabaría pareciéndose mucho al PSOE.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha alertado hoy de que si tras su congreso de Vistalegre el partido acaba convirtiéndose en una federación de partidos conformada por sus tres principales corrientes habrá “fracasado” y además acabaría pareciéndose mucho al PSOE.

“Si salimos así de Vistalegre, convertidos en una confederación de corrientes, habremos fracasado, y entonces seremos como el PSOE”, ha advertido Iglesias en declaraciones a La Sexta, donde ha rechazado concebir la formación morada como una “tarta” en la que se repartan los liberados, el poder interno, el dinero o los tiempos de televisión.

Un día después de conocerse el ajustado resultado de la consulta sobre el sistema de votación para Vistalegre II, en la que su propuesta venció por la mínima a la de Íñigo Errejón, ha reconocido que la imagen de división que ha dado Podemos en las últimas semanas ha sido “mala”, e incluso “la peor imagen de su historia” y ha hecho “muchísimo daño” a la formación.

El secretario general del partido ha reiterado su disposición a llegar a un acuerdo integrador con los “errejonistas” y Anticapitalistas de Miguel Urbán de cara a Vistalegre II pero, en el caso de no conseguirlo, y si finalmente él gana en la Asamblea Ciudadana, se ha comprometido a “tenderles la mano” para que formen parte de un proyecto que haría el partido “más fuerte”.

Iglesias ha abogado por conformar un Podemos “más coral”, después de admitir que en el modelo que surgió de su primera asamblea toda la dirección tenía “demasiado poder”.

«Quien está en minoría no puede ser secretario general»

Al mismo tiempo ha dejado claro que alguien que está en minoría en el partido no puede ser su secretario general y él, ha remarcado, se niega a ser “un secretario general florero”. En caso de que perdiera la asamblea de febrero, ha anunciado que apoyará a quien gane pero “no a cualquier idea”.

Su responsabilidad, como secretario general que aspira volver a serlo al contar “con el apoyo de todos”, será tratar de “integrar a todo el mundo”. “¿Pero es Podemos una tarta que reparte liberados y poder interno? Ese no es el Podemos que yo quiero”, ha sentenciado, para añadir que es su deber también “hacer llamadas de atención” cuando es necesario.

“Sorbe la base a acuerdos políticos podemos ser generosos todos y llegar muy lejos. Quien plantea que Podemos tiene que ser una confederación de corrientes, me tendrá enfrente”, ha avanzado, tras señalar que su intención es buscar “un acuerdo político con todos” y, si lo consigue, hacer “un acuerdo de listas”.

Eso sí, ha garantizado que, en el caso de que no sea posible llegar a un acuerdo político, y que cada equipo presente su proyecto

y sus propias listas, la nueva dirección que lidere tras Vistalegre tendrá representación de todos los sectores. “Si no es posible el acuerdo político y si mi proyecto gana, tenderé la mano tanto a Miguel Urbán como a Iñigo Errejón, como a su gente para tenerles cerca”, ha apostillado.

Respuesta a Tania Sánchez

Iglesias también ha mostrado su malestar con las consideraciones realizadas por la diputada de su partido, Tania Sánchez, cuando le acusó de plantear “una chantaje” al decir que no seguirá liderando la formación morada si no gana su proyecto en la II Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre. Aunque ha asegurado que respeta su opinión, Iglesias ha reprochado a la parlamentaria que use “palabras gruesas” que “dañan” a Podemos.

“No voy a entrar a esto. Esto hace muchísimo daño a nuestros inscritos. El que yo ahora respondiera a lo que dice una compañera y utilizar determinadas palabras que suenan muy fuerte, eso es precisamente lo que hace daño a Podemos”, ha lamentado.

“Máximo respeto a todas las opiniones, pero yo no voy a entrar a hacer ninguna valoración ni ningún comentario sobre palabras gruesas”, ha apostillado.

Iglesias ha rechazado convertirse en un “secretario general florero”, es decir, “ser secretario general independientemente del proyecto de Podemos”. “Si alguien dice que da igual las ideas que se tengan que llevar a cabo, y que tengo que ser un secretario general florero, pues mira, no, para eso se buscan otro”, ha avisado.

“Si por ejemplo la corriente de Tania y de Iñigo legítimamente plantean que cualquiera de los dos puede ser mejor secretario general, tienen todo su derecho a hacerlo. Ahora bien, en la mediad en que eso no es así, cuando uno está dispuesto a ponerse en la cabeza de un proyecto es porque sus ideas son al menos las mayoritarias”, ha enfatizado.

En este sentido, ha asegurado que “alguien que tenga unas ideas minoritarias no puede encabezar un partido”. “Eso no es una amenaza, es coherencia”, ha aclarado, para insistir en que él no está dispuesto a estar al frente de Podemos “con cualquier idea”.