Las empresas piden unidad para paliar el «fin de los vientos de cola» para América Latina

El presidente del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), Samuel Urrutia, alertó hoy del inminente fin de los "vientos de cola"para la región e hizo un llamamiento a la integración latinoamericana en la inauguración del IX Foro Empresarial Iberoamericano en Panamá.

"Los vientos que soplaban a favor de América Latina durante la última década debido a nuestra mejoras estructurales, pero también a los altos precios de las materias primas, sentimos que han dejado de soplar", alertó Urrutia en este foro paralelo a la XXIII Cumbre Iberoamericana del viernes y el sábado.

Según Urrutia, "algunos capitales comienzan a retirarse"y es necesario "remar juntos"en este nuevo escenario, en el que van a ser fundamentales tres pilares: "la educación, el emprendimiento y la integración".

El CEAL aglutina a los empresarios más destacados de 19 países de América Latina y fue creado hace 23 años.

Urrutia pidió una mayor inversión, tanto pública como privada, en innovación y un mayor apoyo a las pymes, que actualmente reciben apenas "el 15 % de los créditos totales de la región", mientras que esa cifra es del 25 % en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Otro aspecto en el que hay que trabajar son las infraestructuras y las comunicaciones, según el presidente del CEAL, que abogó por lograr "acuerdos comerciales y políticos"que sean "incluyentes tomando en cuenta el Norte, el Sur, el Atlántico y el Pacifico".

A continuación, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, advirtió de que tras la crisis internacional de 2007 y 2008 "el mundo que vendrá va a ser más inestable, más inseguro, y con un crecimiento menor del que hemos tenido en los últimos años".

En ese contexto, alertó de que Latinoamérica está creciendo "dos o tres puntos menos que en la década anterior"y de que existe incluso el riesgo de "ese viento de cola"llegue a soplar "en contra"de la región.

Sin embargo, se congratuló porque los países latinoamericanos afrontan este reto "mucho más fuertes, con más reservas, más experiencia y capacidad de hacer cosas".

La clave, en su opinión, será "mantener muy bien las cuentas fiscales", "seguir apostando al recurso humano", "mejorar la productividad", "continuar trabajando en la reforma del Estado y "repensar el papel de los mecanismos de cooperación".

Iglesias instó a sacar partido de la relación con España y Portugal con propuestas como hacer de Madrid de punto de conexión con Europa, un aspecto en el que coincidió a continuación el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, en nombre del país anfitrión del foro.

"Que Madrid sea la puerta de entrada a Europa y Panamá a Latinoamérica", indicó.

En la inauguración del foro, que concluye el viernes y en el que intervienen varios gobernantes latinoamericanos, participó el Príncipe de Asturias.