Los Príncipes, en La Cantina del Matadero de Madrid

Los Príncipes de Asturias han acompañado esta mañana a sus hijas al colegio
Los Príncipes de Asturias han acompañado esta mañana a sus hijas al colegio

Los Príncipes de Asturias terminaron la celebración de sus diez años de casados cenando a solas en un restaurante del Matadero de Madrid Río, una de las zonas de ocio y cultura más de moda de la capital. En concreto, según informa la web valenciaplaza.com, tomaron una cena informal en La Cantina y se marcharon pasadas las 23 horas.

«Se nos han hecho muy cortos estos 10 años»

Por la mañana, la obra del pintor cretense El Greco fue el «paisaje» escogido por los Príncipes de Asturias para encuadrar parte del día de su décimo aniversario.

Hasta mediodía de ayer los medios de comunicación no fueron informados de qué harían los Príncipes dos lustros después de que se dieran el «Sí quiero» en la catedral de la Almudena de Madrid. La visita no constó en la agenda pública de la Familia Real al no considerarse un acto oficial, sino parte de su vida privada de la que la Corona no informa.

Alrededor de las tres de la tarde, los herederos bajaron la cuesta desde la plaza de Zocodover hasta la entrada del museo de Santa Cruz, donde fueron recibidos por los vecinos de Toledo, que se presentaron en las inmediaciones del centro cultural al correrse la voz de que los Príncipes visitarían su ciudad.

¿Se les han hecho cortos estos diez años de matrimonio? Les preguntaron los periodistas congregados en la puerta del museo. «Sí, muy cortos», respondió Don Felipe, quien explicó que llevaban mucho tiempo queriendo visitar la exposición y que el de ayer les había parecido «un buen día para hacerlo».

Muy sonrientes, los Príncipes saludaron a todos los asistentes que pudieron antes de entrar para conocer las obras del pintor, traídas de 29 países diferentes del mundo. Según informaron fuentes cercanas a Don Felipe y Doña Letizia, compraron las entradas por internet, a 10 euros cada una.

Una vez dentro, se hicieron con dos audioguías para visitar solos la exposición. Ninguna autoridad del Gobierno les acompañó durante la visita ni les recibió, sino que los Príncipes intentaron conocer de primera mano la obra del pintor como unos ciudadanos más.

Para ello emplearon una hora, mezclados entre los 200 y 300 visitantes. Un miembro del personal del museo aseguró que pudieron ver la exposición tranquilos, y que solamente en contadas ocasiones se les acercaron personas para conocerlos y saludarlos.

Los Príncipes de Asturias no son los primeros miembros de la Familia Real en visitar la mayor exposición organizada en honor al pintor, sino que Doña Sofía ha acudido en dos ocasiones: una, el día de su inauguración, y otra más adelante.

Durante dos semanas la expectación respecto a si los Príncipes de Asturias harían un posado el día de su aniversario se propagó por las webs y las redes sociales, ya que desde la Institución no han informado al respecto hasta que se ha acercado la fecha, lo que suscitó un mayor interés al hacer, semanas antes, un posado los Príncipes belgas ante su, igualmente, décimo aniversario.

La respuesta vino a primera hora de la mañana, y de la mano de Twitter, red social a la que la Casa Real se ha sumado como una medida más de modernización y de adaptación a los tiempos actuales. Muy temprano, el sucesor a la Corona y Doña Letizia se hicieron una fotografías en su residencia de La Zarzuela, de las que se eligieron dos y se subieron a la red. Una de ellas está tomada en el jardín, junto con las Infantas Leonor y Sofía, y la otra, también con sus dos hijas, en el momento en que salen de su casa, con el coche en la puerta, para llevarlas al Colegio Rosales de Madrid.

Es habitual que los Príncipes de Asturias no hagan celebraciones «llamativas» en su aniversario. Así sucedió cuando cumplieron cinco años de vida conyugal, fecha en la que no interrumpieron su agenda pública, sino que acudieron a la entrega de unas becas de posgrado en la Fundación Caja Madrid. En aquella ocasión, fue Doña Letizia la que se dirigió a la Prensa y aseguró seguir sintiendo el «mismo amor, la misma ilusión y el mismo compromiso» que el día de su boda.

A la salida del museo, los Príncipes volvieron a detenerse unos instantes para saludar a los ciudadanos que les llamaban para que se acercaran. Fue Don Felipe quien se encargó de responder una vez más cuando se le preguntó si les había gustado la visita, a lo que aseguró que sí, y respondió que «muchos» cuando se le inquirió si tenían previstos planes con sus hijas. Después de caminar hasta donde se encontraba aparcado su coche, la Princesa de Asturias bajó la ventanilla y alzó la mano en señal de despedida.

Según datos proporcionados por Zarzuela, en estos diez años los Príncipes de Asturias han asistido a 1.516 actos juntos, han mantenido 248 audiencias públicas y han recorrido cuatro continentes, en 73 viajes al extranjero, concretamente a 38 países. El Príncipe, dentro de su condición de heredero, ha ido asumiendo cada vez una mayor responsabilidad institucional y, por tanto, también Doña Letizia en su papel de consorte. Este ritmo de actividad oficial se mantendrá, aunque su aniversario también ha «traído» novedades bajo el brazo, ya que, según ya informó este periódico, a partir de ahora la Infanta Leonor ampliará su presencia en las actividades públicas de la Familia Real, reforzando así el núcleo duro de sucesión en la Corona. Previsiblemente, Leonor estará presente en los próximos Premios Príncipe de Asturias.