Marruecos y Brasil, dos nuevos países pendientes para el Rey

Felipe VI multiplica su agenda con una veintena de actos tras el bloqueo político

Felipe VI multiplica su agenda con una veintena de actos tras el bloqueo político

Hoy es el 49º aniversario de Felipe VI, efeméride que se produce en un año de «despegue» para el Jefe del Estado tras el bloqueo político. Si hacemos una comparación de los actos que ha realizado en lo que va de año respecto a 2016, comprobaremos que ha multiplicado su agenda: Don Felipe ha realizado 17 actos públicos y 12 audiencias, contando con la agenda de la semana que viene –hay que tener en cuenta que también desarrolla una actividad que no trasciende públicamente–, mientras que el pasado año apenas presidió la Pascua Militar, después de la que asumió la primera y segunda ronda de consultas para proponer candidato. Una etapa en la que el Rey ha afianzado los cimientos del «felipismo»: escrupuloso cumplimiento de la Constitución y «distancia» respecto al funcionamiento político manteniéndose en el puramente institucional. Un perfil discreto y de reuniones a puerta cerrada, sin buscar el papel protagonista que tuvo su padre durante la época de la Transición. Este «estilo» se amplía en todos los campos: Felipe VI despegó recientemente rumbo a Arabia Saudí en un viaje oficial que tenía como objetivo afianzar las relaciones con la Familia Real del país del Golfo, así como respaldar el posicionamiento de nuestras empresas dentro de su plan económico aperturista. Ningún empresario viajó en el avión de la Fuerza Aérea, a diferencia de Don Juan Carlos, que «arropaba» más públicamente a los empresarios en un concepto de unidad de «Marca España». Tras Arabia Saudí, el Monarca tiene este año destinos pendientes a los que no pudo ir porque el Gobierno en funciones no lo consideró conveniente, debido al bloqueo político, como Japón y Reino Unido, aunque este viaje de Estado será más difícil de recuperar, ya que sólo cursan dos invitaciones de estas características al año. Dos países que ya han trasladado una invitación a los Reyes para que realicen una visita de Estado son Brasil y Marruecos, y tanto el Gobierno español como los de ambas naciones trabajan actualmente cuadrando sendas agendas. Una de las «patas» más importantes en la función del Rey es la contribución a la proyección de España en el exterior, y a través de sus discursos el Monarca ha dejado claro que su prioridad será fomentar el sentimiento europeísta ante el avance de las políticas que lo cuestionan, así como ahondar en la unión de las naciones para combatir el terrorismo.

En clave interna, uno de los principales problemas que amenazan la unidad de nuestro país es, como ocurre año tras año, la ofensiva secesionista por parte del Gobierno de la Generalitat. El Jefe del Estado, como máximo garante de la unidad del país que establece la Constitución, hace continuas referencias a la diversidad dentro de la unión; en la recepción al nuevo cuerpo diplomático encontramos el ejemplo más reciente. La próxima vez que Don Felipe viajará a Cataluña será a finales del mes de febrero, para presidir como es costumbre el Congreso Mundial de la Telefonía Móvil en Barcelona, acto que el año pasado contó también con la presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Es un día que suscita mucho interés, ya que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, también asiste al congreso y pronuncia un discurso ante el Rey. El año pasado evitó hacer alusiones directas al proceso secesionista, aunque sí aseguró que «pese a las dificultades no debemos caer en el no hay nada que hacer».

Si en 2015 el Jefe del Estado sopló las velas en Etiopía –literalmente, ya que el primer ministro etíope le reservó esa sorpresa– los dos últimos años incluido éste celebrará su cumpleaños en suelo patrio. Hoy tendrá una agenda completa por la mañana: primero recibirá en una audiencia en La Zarzuela al presidente de la república de Ecuador, Rafael Correa, dentro de una de sus últimas giras antes de dejar la presidencia, y después presidirá, en el Palacio Real, junto a la Reina, el acto «Cervantes vive: clausura de la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes». Después tendrá la tarde despejada para celebrarlo también en compañía de sus hijas.

El resto de la semana continuará una fluida agenda para Don Felipe, que compartirá en dos actos con Doña Letizia en el almuerzo el miércoles con el presidente de Alemania, Joachim Gauck, y su mujer, Daniela Schadt, y en la reunión con la Junta Directiva de la Comisión Islámica de España, el jueves.

Homenaje a Cervantes en su 49 cumpleaños

Don Felipe presidirá hoy un acto de especial importancia en el Palacio Real: «Cervantes vive: clausura de la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes». Según fuentes de la Casa del Rey, el acto, que ha contado con la colaboración de todas las administraciones, significa un apoyo expreso de la Corona a la figura del escritor, como ha hecho a lo largo de este año y como ya hiciera Alfonso XIII en el anterior centenario. Habrá un montaje escénico con actores, en el que participarán Concha Velasco y José Luis Gómez, entre otros, que actuarán ante 200 invitados de distintos ámbitos institucionales. El acto contará con unas palabras que Don Felipe dedicará al dramaturgo.