Pedraz paraliza la inspección fiscal a Oleguer para que no prescriba el fraude

El juez intenta evitar que se produzca «un grave quebranto» a Hacienda

Oleguer Pujol, en su comparecencia en el Parlament el pasado 9 de marzo
Oleguer Pujol, en su comparecencia en el Parlament el pasado 9 de marzo

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado a Hacienda que paralice la inspección fiscal a Oleguer Pujol –a quien el magistrado investiga por delito tributario y blanqueo de capitales– para evitar que prescriba el derecho de la Agencia Tributaria a reclamar al hijo de Jordi Pujol las cantidades supuestamente defraudadas y la correspondiente sanción.

Pedraz acordó la medida el pasado día 6 –a petición de la propia Delegación de la Agencia tributaria en Cataluña–, «sobre todo» para evitar «la posible prescripción de derecho de la Administración tributaria para liquidar y sancionar, lo que podría provocar un grave quebranto para la Hacienda Pública» si las cantidades supuestamente defraudadas por Oleguer Pujol entre 2009 y 2012 en el IRPF, Impuesto sobre el Patrimonio, IVA y declaración de bienes en el extranjero no superan el umbral del delito (120.000 euros de cuota).

La Agencia Tributaria dispone por ley de doce meses (ampliable a otros doce en casos de especial complejidad o cuando el investigado haya «ocultado» a la Administración sus actividades profesionales) para llevar a cabo su actuación inspectora. En el caso del menor de los Pujol, Hacienda empezó a investigarle en diciembre de 2013. Hace, por tanto, 16 meses. Pero ese plazo se interrumpe automáticamente una vez se pone en marcha el procedimiento inspector. Con una excepción: si la Agencia Tributaria supera el plazo legal, la prescripción no se considera interrumpida durante ese proceso, lo que puede acarrear que la Administración ya no tenga derecho a reclamar las cantidades defraudadas y las multas correspondientes.

Por ahora, Hacienda ya aprecia indicios de delito fiscal en el IRPF de 2009 y así se lo ha comunicado al magistrado. Oleguer Pujol regularizó 748.538 euros del IRPF de ese ejercicio en julio de 2014, dos días antes de la confesión de su padre sobre la fortuna familiar oculta en el extranjero durante 34 años, que el patriarca del clan Pujol atribuye a un legado de su padre que no ha podido acreditar documentalmente.

La investigación fiscal a Oleguer se concentrará a partir de ahora exclusivamente en la Audiencia, con el auxilio de dos funcionarios de Hacienda adscritos al juzgado de Pedraz.