Pere Navarro viaja a Sevilla para acercar posturas con Griñán

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Principios generales, pero no detalles. La reforma constitucional que prepara el PSOE y que deben validar sus barones en un Consejo Territorial el próximo 6 de julio no incluirá pormenores sobre el modelo de financiación autonómica. Están de acuerdo en ello los secretarios generales que pertenecen a la Ejecutiva: José Antonio Griñán (Andalucía), Patxi López (País Vasco), Emiliano García Page (Castilla-La Mancha), Pachi Vázquez (Galicia), Francina Armengol (Baleares) y Javier Fernández (Asturias). Todos ellos fueron convocados ayer por Alfredo Pérez Rubalcaba a un almuerzo, al que también asistió Elena Valenciano y en el que se acercaron posiciones ante de la decisiva cumbre territorial que se celebrará en Granada.

El resultado, a juzgar por las valoraciones de algunos comensales, fue altamente positivo. Tanto que la dirección federal está convencida de que conseguirá el apoyo de todas las federaciones, también del PSC, pese a que el secretario general del PSOE defendió ayer el concierto vasco y el convenio navarro que el líder de los socialistas catalanes cuestionó la semana pasada en un arrebato que sorprendió a propios y extraños, ya que lo único que el PSOE considera que es discutible es el cupo (la cantidad), pero no el blindaje constitucional.

Ahora convergen también en que el documento sobre la reforma federal de reforma de la Constitución no debe ser demasiado prolijo en cuanto a la financiación para salvar distancias con el PSC que, según varios barones consultados por este diario, parece muy dispuesto al acuerdo, si bien hay quien cree que aún debe flexibilizar sus posiciones en algunos aspectos, como la financiación o la federalización de la Justicia.

Por lo pronto, la dirección federal se ha avenido a incluir en el documento final un capítulo sobre Justicia que se introdujo en el último borrador redactado por Ramón Jáuregui. Y lo hará no sólo porque lo pida Cataluña, sino porque también lo han incluido en sus propuestas Andalucía, Valencia y Aragón. No obstante, las posiciones más maximilistas siguen siendo la de los socialistas catalanes que pretenden recuperar lo que en materia de Justicia «tumbó» el Constitucional en su sentencia sobre el Estatut. Para este capítulo y otros está previsto que el líder del PSC se reúna con Rubalcaba en los próximos días. Antes, hoy mismo, Pere Navarro, ha decidido viajar a Sevilla para entrevistarse con el presidente Griñán y acercar posiciones. Hace semanas que pidió «audiencia» con el también presidente del PSOE. Y es que, aunque el número uno del PSC ya ha mantenido contactos con otros secretarios generales (ayer se entrevistó con el de Aragón), sabe bien que si hoy hay uno cuya opinión influye y determina la del resto es la del andaluz. Y Griñán como Rubalcaba es de los que no quiere ni oír hablar de ruptura con el partido hermano. En este sentido, el número uno de los socialistas mandó ayer un aviso a navegantes: «No habrá un desembarco del PSOE en Cataluña». Acallaba así las voces de quienes como el extremeño Guillermo Fernández Vara no ven más salida que la ruptura con los catalanes. «Habrá acuerdo. Estoy convencido de que los dos partidos tendremos un proyecto compartido con un mensaje único para España: que Cataluña va a seguir siendo parte de España». Dijo que éste era su «pronóstico, su opinión y su deseo».