PP y UPyD pactan instar al Gobierno a garantizar la educación en castellano en comunidades bilingües

La Razón
La RazónLa Razón

El PP y UPyD han acordado este martes en el Pleno del Congreso un texto en el que se insta al Gobierno a garantizar el derecho de los ciudadanos a usar el castellano «sin restricciones» en las comunidades bilingües.

El PP y UPyD han acordado este martes en el Pleno del Congreso un texto en el que se insta al Gobierno a garantizar el derecho de los ciudadanos a usar el castellano "sin restricciones"en las comunidades bilingües, incluyendo también la posibilidad de recibir educación en dicha lengua.

Se trata de una enmienda transaccional que se someterá a votación en la Cámara y ante la cual el PSOE ha optado por abstenerse, mientras que las minorías de ámbito territorial han descalificado la iniciativa por "electoralista".

En este último Pleno de la legislatura, UPyD ha querido llevar al Pleno del Congreso el debate sobre el uso del castellano en las comunidades con lengua cooficial.

En su iniciativa original, defendida por la portavoz parlamentaria, Rosa Díez, se pedía al Congreso reafirmar la vigencia del artículo 3 de la Constitución que proclama que "el castellano es la lengua española oficial del Estado"y que "todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho de usarla".

También el catalán, el gallego y el euskera son cooficiales

Este punto, al ser un recordatorio de la Constitución, fue asumido tanto por el PP como por el PSOE, que propusieron enmiendas al resto de la moción. Así, y instancia de los socialistas, UPyD aceptó incluir un segundo apartado en el que se "reafirma igualmente la oficialidad de las demás lenguas españolas en las respectivas comunidades autónomas de acuerdo con sus Estatutos, en virtud de lo que también proclama el artículo 3 de la Constitución Española en su apartado 2".

El partido magenta ofreció un texto transaccional para el tercer punto, en el que "se insta al Gobierno a promover todas las medidas que sean precisas para garantizar que todos los ciudadanos españoles, sea cual sea su lugar de residencia, tengan garantizado su derecho efectivo a elegir y utilizar sin ningún tipo de restricción la lengua cooficial que prefieran en los territorios donde las hubiere, tanto para comunicarse con todas las administraciones públicas (sea la Administración General del Estado, la de las Comunidades Autónomas o las administraciones locales) como para garantizar el derecho a recibir enseñanzas en castellano y en las demás lenguas cooficiales".

Según ha explicado Rosa Díez, el PP ha aceptado esta redacción, con lo que la iniciativa saldrá adelante. El PSOE, en cambio, no se ha visto reflejado en este tercer epígrafe y optará por la abstención.

En el debate, la iniciativa contó con el rechazo expreso de partidos soberanistas como Convergncia (CDC), Unió (UDC), PNV, Esquerra (ERC), Amaiur, BNG, Compromís e incluso Izquierda Plural (IU-ICV-CHA). Estos partidos reclamaron el uso del catalán, gallego y euskera fuera de sus respectivas comunidades y tacharon de electoralista la propuesta al considerar que no existe el problema que denuncia UPyD. "Da náuseas. Náuseas políticas, pero náuseas", zanjó Joan Coscubiela, de ICV.

Ep