Cataluña

Puigdemont desafía al TC: «Gracias, Constitucional, contigo empezó todo»

Puigdemont se burla y asegura que seguirá haciendo acción exterior con Romeva

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado hoy que el Govern "continuará haciendo acción exterior", pese a la última decisión del Tribunal Constitucional (TC). De este modo, ratifica a Raül Romeva como conseller.

Publicidad

En sus diatribas parlamentarias, Artur Mas había citado alguna vez a Pep Guardiola, que además de sus éxitos deportivos es conocido por su sensibilidad por la poesía. Carles Puigdemont, que ya advirtió en su investidura que no es tan amante de las metáforas como su antecesor, optó ayer por parafrasear a Gerard Piqué, más tosco y sarcástico. Cuando Xavier Garcia Albiol le preguntó si acatará la suspensión de la conselleria de Asuntos Exteriores, después de que el Tribunal Constitucional haya admitido a trámite el recurso del Gobierno contra el departamento de Raül Romeva, el president de la Generalitat respondió: «No tenga ninguna duda de que este Gobierno seguirá haciendo acción exterior y que Raül Romeva seguirá siendo conseller de asuntos exteriores». Breve y contundente. Albiol, que esperaba mas detalles, insistió, en castellano, en que el Govern debe respetar la decisión del TC porque si no «pone en riesgo la democracia». Fue entonces cuando Puigdemont recurrió a la frase de Piqué: «Gracias, Tribunal Constitucional, contigo empezó todo». Albiol ya no tenía derecho a responder al president ni a las risas sarcásticas que provocó el comentario en la bancada soberanista.

Puigdemont sabía que el comentario que Piqué envío al Real Madrid en la celebración del último triplete del Barça, cuando agradeció al cantante que actuó en la fiesta de Cristiano Ronaldo, Kevin Roldan, que colgara unas fotos comprometidas en las redes sociales, molestó sobremanera al club blaquiazul. Aún y así soltó el comentario, pero no logró airar al Gobierno. El ministro en funciones de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, replicó que es «aberrante» convertir en lectura política una decisión jurídica. Mientras que el titular de Justicia, Rafael Català alegó que la consellería de Asuntos Exteriores es contraria a la Constitución. En esto no está de acuerdo el socialista Miquel Iceta, que defiende que el Estatut da competencias a Cataluña en acción exterior, aunque respetará lo que dicte el TC.

De nada sirvió que Margallo reivindicara que la política exterior le corresponde al Estado ni que asegurara que los catalanes están más que amparados por la labor de su Ministerio. En el pasillo del parlamento catalán, Romeva corroboró que Cataluña seguirá haciendo acción exterior «con total normalidad», pese a que el TC haya suspendido de forma cautelar Asuntos Exteriores por cinco meses, hasta que no haya sentencia.

Para burlar al TC, el Govern estudia cambiar el nombre a la conselleria, en vez de Asuntos Exteriores, que le llamaría de Acción Exterior. Pero no sopesa cambiar una de las tareas que Romeva avanzó para esta legislatura, «internacionalizar el proceso».

Publicidad