MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
00:04
Actualizado
  • 1

Rita Barberá no asistirá mañana a la Ejecutiva del partido

Cree que los medios han dado demasiado protagonismo a su presencia en el cónclave

  • La ex alcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá
    La ex alcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá
true
Valencia/Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de agosto de 2016. 03:22h

Comentada
Iñaki Zaragüeta Valencia/Madrid. 16/8/2016

La ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá no asistirá mañana a la reunión de la Comisión Ejecutiva Nacional del PP, según ha sabido LA RAZÓN de círculos cercanos a la senadora. De esta forma no interferirá en la relevancia mediática del cónclave del órgano directivo de los populares.

En esta sesión se prevé aprobar la propuesta del líder del partido, Mariano Rajoy, que incluye los seis puntos presentados por Ciudadanos como base para iniciar las negociaciones de cara a investirle como presidente del Gobierno.

La decisión de Barberá viene motivada por «el sorprendente protagonismo que los medios de comunicación, han dado a su presencia o no así como al desproporcionado tratamiento en relación con la corrupción cuando ni siquiera se encuentra imputada en ningún asunto judicial», por lo que le causa extrañeza que se le niegue el principio constitucional de presunción de inocencia.

Ante ese escenario, las mismas fuentes indicaron que «para Rita, el Partido Popular es su esencia política y jamás mantendría una actuación que pudiera ocasionarle el menor perjuicio y al que se entregó en cuerpo y alma», tal como demostró siempre a lo largo de su vida pública.

Por todo ello, agregaron que entiende su ausencia en la sesión de mañana como la posición más adecuada, máxime cuando no existe duda de que la propuesta del presidente Rajoy será apoyada por los miembros de la Ejecutiva, incluso por unanimidad, apoyo al que la ex alcaldesa se suma. «No sólo no existe una alternativa a que sea él quien forme Gobierno, sino que además es lo que más conviene a España en estos momentos, para así continuar la política de estos cuatro últimos años que ha sacado a los españoles de la crisis más profunda de la reciente democracia».

En estos días había crecido la presión contra la veterana política popular. Así, el presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, afirmó el pasado viernes que lo «razonable» sería que la actual senadora del PP diera «un paso atrás» y, por tanto, «dimitiera de todas sus responsabilidades políticas». Un deseo que comparte el PP de la Comunidad Valenciana, que desde hace tiempo ha dejado de defender a la que fuera su referente electoral. Fuentes de la formación reconocen la complicada situación de Barberá, pero apuntan que la ex alcaldesa «no puede ser un impedimento para lograr la investidura de Mariano Rajoy». La relación entre la ex alcaldesa y la cúpula del PP valenciano se rompió hace muchos meses.

En cuanto a su situación judicial, la Fiscalía del Supremo pidió el pasado mes de julio a la Sala de lo Penal que se nombre un magistrado instructor para que se abra causa contra Rita Barberá por un presunto delito de blanqueo. En su informe, remitido al Alto Tribunal, el fiscal encuentra indicios suficientes para abrir procedimiento contra Barberá en la pieza separada del «caso Imelsa» que, recordamos, investiga el blanqueo de dinero de procedencia ilícita en el seno del grupo municipal del PP desde donde se diseñó presuntamente un «modus operandi» organizado para conseguir blanquear 50.000 euros de la última campaña electoral con la presunta connivencia de la ex alcaldesa y hoy senadora Rita Barberá. Una mecánica basada en donaciones de 1.000 euros de concejales y asesores que el partido les devolvía en dos billetes de 500 euros.

De manera oficial, en el PPCV recuerdan que Barberá no está imputada pero no dudan de que cuando lo esté –la Fiscalía del Supremo ya ha pedido que se le investigue– se debería actuar con ella de la misma manera que se hizo con los concejales del Ayuntamiento de Valencia que fueron suspendidos de militancia. Eso sí, apuntan, no es competencia de la dirección regional actuar contra la ex alcaldesa ya que, dada su condición de senadora, es Génova quien debe decidir sobre el futuro de Barberá.

La ex regidora de la ciudad del Turia ha asegurado que no ve motivo alguno para dimitir y que el juez que investiga el «caso Taula» de presunto blanqueo en el PP de Valencia no ha pedido al Tribunal Supremo su imputación, ni siquiera que solicite el suplicatorio al Senado, donde Rita Barberá ocupa un escaño que la convierte en aforada.

Últimas noticias