MENÚ
domingo 25 agosto 2019
14:59
Actualizado

Sánchez aspira a doblar su resultado en el País Vasco y dejar a Maroto sin escaño

El candidato visita hoy San Sebastián, donde pugna con EH Bildu por el segundo diputado en Guipúzcoa

  • El presidente Pedro Sánchez en un acto ayer en Badalona (Barcelona) / Efe
    El presidente Pedro Sánchez en un acto ayer en Badalona (Barcelona) / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

19 de abril de 2019. 08:04h

Comentada
Ainhoa Martínez San Sebastián. 19/4/2019

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace hoy una breve parada en San Sebastián en el marco de su campaña electoral de cara al 28-A. El País Vasco es una comunidad en la que se hace un reparto pequeño de escaños: 18, de los cuales solo tres correspondieron a los socialistas en 2016. Uno por cada provincia. En estos comicios, el PSOE aspira a “tener un buen resultado” y llegar a doblar estos números, pasando del tercer puesto de hace tres años a pelear por ser primeros o segundos en esta ocasión.

El avance puede ser especialmente significativo en Álava, donde fueron cuartos y ahora podrían llegar a ganar. Las encuestas le dan al PSOE dos diputados, el segundo en pugna con el PP, lo que podría suponer -además- la “victoria moral”, según fuentes socialistas, de dejar sin escaño a Javier Maroto, uno de los hombres fuertes del PP y director de campaña de Pablo Casado. Algunas encuestas no dan representación a los populares en esta provincia, pero en el PSOE no se fían porque creen que existe “voto oculto” hacia el PP. Otro de los escaños en liza es el segundo por Guipúzcoa con EH Bildu y a esto obedece que el candidato haga su única parada vasca en este territorio, donde realizará también el único paseo con cobertura para la caravana de periodistas que le sigue, tras dirigir unas palabras.

A pesar de que las “perspectivas sean optimistas”, los socialistas imponen la prudencia por “los pocos escaños a repartir” y el “voto oculto”. Su avance se asienta, además de en sus “buenos candidatos”: la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, por Álava; el ex lendakari Patxi López, por Vizcaya, y Odón Elorza, por Guipúzcoa, en la debacle de Podemos, que ganó las elecciones en 2016. Aunque fuentes socialistas reconocen que “los síntomas de debilidad” de los morados son acusados a nivel general, en el País Vasco no tendrán un mal resultado, aunque no lograrán revalidar la mayoría de hace tres años.

Los socialistas creen que al “efecto Sánchez” a nivel nacional -con el avance en transferencias- se suma su presencia en las instituciones vascas, el PSOE gobierna en coalición con el PNV, lo que les coloca en una posición de fuerza de cara a los comicios. Su campaña está dirigida contra la derecha, advirtiendo el riesgo que supone que lleguen a sumar y gobernar para las transferencias (a las que se opone el PP) o el cupo vasco (que cuestiona Ciudadanos). Con la experiencia andaluza, llamarán a la movilización.

Últimas noticias