Teodoro García Egea: «Hablar claro no es derechizarse»

Entrevista con el secretario general del PP. Su objetivo es evitar que «un Gobierno preso de los independentistas dañe a España». Alerta de que cuando se vota a Rivera «perdemos todos»

Entrevista con el secretario general del PP. Su objetivo es evitar que «un Gobierno preso de los independentistas dañe a España». Alerta de que cuando se vota a Rivera «perdemos todos».

El nuevo secretario general del PP fue pilar de la campaña que llevó a Pablo Casado a la Presidencia del partido. Controló los números de los compromisarios y clavó los resultados. En su primera entrevista marca cuáles serán las características del «nuevo PP», sus objetivos, su relación con José María Aznar y Mariano Rajoy, y su estrategia frente a Ciudadanos.

- ¿Le molesta que se diga que el PP se ha derechizado con Pablo Casado?

- Algunos tienen miedo de que el nuevo PP deje al aire las vergüenzas de un Gobierno socialista que tiene que desenterrar a Franco y reabrir el consenso de la Transición por su vacío de ideas y por su incapacidad para aprobar ninguna medida en el Congreso de los Diputados.

- Pero el PP que sale del Congreso, ¿está más a la derecha que el PP de Rajoy?

- Hay ideas que no son de derechas ni de izquierdas. ¿Apoyar a la familia es de derechas o de izquierdas, por ejemplo? Todo el mundo tiene una familia, hasta los de Podemos. La defensa de la vida no es de derechas, hay poca gente que apoye la muerte. Las recetas que nos han hecho grandes en el pasado, como la bajada de impuestos o la defensa de la unidad de España, forman parte de nuestras señas de identidad, y tenemos que volver a defenderlas con claridad. Hablar claro no es derechizarse, sólo es decir las cosas para que te entienda la gente de la calle.

- ¿Una seña de identidad del PP actual es volver a la Ley del aborto de González?

- Siempre ha sido nuestra posición.

- Y el «no» a la eutanasia, ¿no lo variarán en ningún caso?

- No.

- ¿En qué se va a diferenciar el nuevo PP de Ciudadanos?

- Durante cinco años hemos tenido que hacer frente a la mayor crisis económica y a una herencia recibida de ruina, facturas en los cajones y crisis financiera. Esto nos ha desgastado, pero en muy poco tiempo también se ha visto cómo la nueva política se ha envejecido prematuramente. En Cataluña, los resultados de Ciudadanos en las últimas elecciones no sirvieron para nada. Y en el resto de España, tampoco han evitado que se forme un Gobierno del PSOE con la izquierda más radical y el apoyo secesionista. El único muro de contención para todo esto es el PP. Ésa es nuestra gran diferencia con Ciudadanos. Pero también nos diferencia nuestra historia, de la que estamos muy orgullosos; nuestra experiencia de Gobierno y que en cualquier pueblo de España siempre hay un concejal del PP dispuesto a enarbolar los principios y valores que nos representan.

- Pero, ¿qué va a cambiar Casado para evitar que el PP siga perdiendo votos en su competencia con Albert Rivera? ¿La solución es una oposición más dura?

- Pablo Casado, con su cambio tranquilo, ya ha conseguido devolver la ilusión desde al concejal del pueblo más pequeño de España hasta al cargo más importante de Madrid. Y eso es algo importante para empezar una nueva etapa, ¿no le parece?

- La ex vicepresidenta del Gobierno ganó la votación de las bases y obtuvo un 42 por ciento de apoyo en el Congreso. ¿No cree que aquellos que se identificaron con su candidatura estén esperando algo más que ilusión?

- Ya hemos ofrecido unidad e integración. El nuevo PP es el PP de todos, nadie ha ganado ni ha perdido, y ahora todos juntos vamos a trabajar para afrontar con éxito los próximos procesos electorales.

- ¿Usted se identifica con el «aznarismo»?

- Yo me identifico con el PP. Con el PP de siempre, desde sus inicios. Estoy orgulloso de nuestra trayectoria y estoy ilusionado con nuestro futuro. Creo que alguien que no respete y no aprenda de su pasado difícilmente podrá afrontar el futuro con garantías. Los tres ex presidentes que visitaron a Pablo Casado (Antonio Hernández Mancha, José María Aznar y Mariano Rajoy), tienen todo nuestro respeto y toda nuestra consideración.

- ¿Y qué influencia va a tener Aznar en el nuevo PP?

- Desde los pilares que los tres ex presidentes han ido construyendo, en este PP nosotros vamos a edificar el PP del siglo XXI. Más moderno, modernizando nuestra estructura y modernizando la forma en la que llegamos al afiliado y a la sociedad.

- ¿Cree que recuperar la identificación con el «aznarismo» les da votos?

- Pablo Casado tiene una idea muy clara de lo que quiere hacer en el PP. Sabemos que el partido es lo que es gracias a personas como Rajoy, Aznar, Fraga y Hernández Mancha. Uno puede ser joven, tener una gran formación, tener una visión distinta de las cosas, pero la experiencia de personas que han estado mucho tiempo en política no se aprende en ningún sitio. Esa experiencia se aporta a los equipos. Por eso hemos contado con personas de siempre, con gran experiencia, pero también con personas jóvenes que aportan una visión distinta de las cosas. La fórmula del éxito es la combinación de experiencia y juventud. No se trata de replicar épocas anteriores, sino de construir un nuevo PP como el que está construyendo ahora Pablo Casado.

«Me identifico con el PP. Con el de siempre»

- ¿FAES va a volver a ser fuente ideológica del PP?

- Creo que no hay que preguntar por cosas del pasado, sino que hay que mirar al futuro. Hemos hecho un equipo muy bueno dentro de Génova. Tenemos a personas con experiencia de gobierno, personas que vienen de la empresa privada y expertos en el área de la que se van a ocupar. Y el mismo sistema hemos seguido en la configuración de los grupos parlamentarios. Esto es lo que nos va a ayudar a afrontar con fuerza las próximas elecciones.

- Le preguntaba antes por la etiqueta de «derechas»... ¿Qué van a hacer para recuperar votos por el centro?

- Nosotros queremos aglutinar todo lo que esté a la derecha del PSOE. Ya hemos visto lo que ocurre cuando se fragmenta el voto, que al final gobierna la izquierda y los independentistas. Cuando el voto no se concentra en el Partido Popular y va a otros partidos, al final quien pierde es España, es la comunidad autónoma y es el Ayuntamiento, porque la alianza de perdedores lleva a que las políticas del PP no puedan aplicarse y no se exprese la voluntad popular.

- ¿Está diciendo que votar a Ciudadanos es malo para España?

- Ahí están los resultados.

- ¿Por qué Rajoy no ha querido seguir como presidente de honor del partido? ¿O es que no se lo han ofrecido?

- Nosotros respetamos absolutamente a nuestro presidente y Rajoy ha dado un ejemplo volviendo a su puesto de trabajo y convocando un Congreso abierto y libre al que se ha podido presentar cualquiera que reuniera 100 avales. Rajoy ha convocado un Congreso histórico, que marca un punto de inflexión porque con la llegada de Pablo Casado a la Presidencia del PP todos estamos notando la ilusión que se respira en la calle cuando se habla del partido.

- Con el cambio de liderazgo, ¿la corrupción ya no les va a seguir perjudicando?

- Hay personas que nos avergonzaron como partido porque utilizaron nuestras siglas para aprovecharse de forma personal de un partido y del esfuerzo de miles de militantes. Hay unas personas que han utilizado las siglas para enriquecerse personalmente, y el esfuerzo de miles de militantes para favorecerse a sí mismos. Esto no es sólo una vergüenza para ellos, sino para todos esos militantes que se dejan la piel para hacer grande a nuestro partido.

- Pero no me ha contestado si cree que sin Rajoy ya no les harán daños los juicios pendientes por casos de corrupción del pasado.

- Pablo Casado ya anunció que en el nuevo PP no caben ese tipo de comportamientos. También decimos que vamos a defendernos de actuaciones injustas de todos aquellos que pretenden denunciar a inocentes con el único objetivo de acabar con ellos personal y profesionalmente. Hemos visto que la única forma que tienen algunos de apartar a los inocentes de la política es a través de la denuncia falsa y de la calumnia.

- Bárcenas, Gürtel, Púnica, financiación irregular... ¿Ahí había inocentes?

- Ahí estaban los que nos avergüenzan como partido y los que se han aprovechado de nuestras siglas.

- El «sorayismo» se ha quedado fuera de juego. Me refiero al núcleo duro de colaboradores de Sáenz de Santamaría. ¿No será un problema? ¿Es lógico que quien ganó el Congreso y la votación de las bases tenga menos representación que Cospedal, que perdió en la primera votación de la militancia?

- Desde el pasado sábado ya no hay corrientes. Ya no hay candidaturas ni candidatos. Hay un presidente del PP que se llama Pablo Casado y hay un grupo de personas que somos militantes, cargos públicos, que estamos a disposición del presidente y de nuestro partido. Tengo una imagen muy grabada del momento en el que hablaron los dos candidatos y se levantaba una u otra parte del auditorio. Pero también recuerdo que cuando eso pasó y Pablo Casado entró, ya como presidente, en ese momento se levantó todo el auditorio a aplaudirle. Tenemos un gran partido y con lealtad a nuestros militantes. Hoy no necesitamos posturas distintas, sino poner toda la maquinaria en marcha para ganar las elecciones a Pedro Sánchez. Las reglas estaban claras y no se puede parar el partido a mitad de la primera parte.

- Sí, pero al final Cospedal ha ganado mucho más que Sáenz de Santamaría.

- Pablo Casado ha sido el líder más generoso e integrador que podíamos tener. Dijo que si ganaba, no perdía nadie. Y sólo hay que ver las direcciones de los grupos parlamentarios y su propio organigrama para comprobar que ha sido así. Pero lo importante es que a partir de ahora a nadie le vamos a preguntar a quién ha votado, solo le vamos a preguntar qué puede hacer por el partido.

- ¿Cuáles son las prioridades del PP en su nueva estrategia de oposición?

- De todos los objetivos que nos hemos marcado, el prioritario es evitar que un Gobierno débil, preso de separatistas e independentistas, dañe a España y a la recuperación económica que tanto nos ha costado a todos. A todos los españoles, y también al Gobierno valiente del PP, que durante cinco años luchó contra la crisis, afrontó la reestructuración económica, pagó facturas que estaban en los cajones y paró los desahucios y atendió las urgencias sociales.

- Bueno, hay dirigentes del PP que admiten que faltó sensibilidad social al Gobierno de Rajoy.

- El Gobierno de Rajoy evitó un rescate que se habría llevado por delante todas las políticas sociales.

- Apuntaba antes a Cataluña, pero en esta competencia con Ciudadanos, ¿no puede ser contraproducente la carrera por ver quién es más duro?

- En Cataluña hay que cumplir la ley, y esta obligación no va de ver quién es más duro o más blando. Hay que garantizar la igualdad de oportunidades de todos españoles que quieren seguir siendo españoles y dejar claro a todos los que intenten estar por encima de la ley que no van a poder hacerlo. El PP va a seguir estando ahí para vigilar que las leyes se cumplen y que nadie usurpa a los catalanes el derecho a ser españoles.

- Eso ya lo está haciendo el Gobierno socialista, ¿no?

- A Torra hay que decirle que se puede hablar de todo salvo de saltarse la ley. Eso no se lo está diciendo el Gobierno de Pedro Sánchez. Si los independentistas fueran honestos con los catalanes les reconocerían que la independencia nunca va a prosperar mientras esté el PP en las instituciones.

- ¿PSOE y Ciudadanos ya no son partidos constitucionalistas?

- Yo hablo de mi partido. Y mientras el PP esté en las Cortes, y siga siendo el partido más grande de España, el señor Torra y sus aliados deben dejar de soñar con que algún día Cataluña deje de ser parte de España. Si quieren irse ellos, que se vayan, pero Cataluña es también nuestra tierra, de todos los españoles.

- ¿Interpreto de sus palabras que el nuevo PP no aprueba la negociación del Gobierno con la Generalitat?

- Nos parece un insulto a todos los españoles que Sánchez se siente con Torra a dialogar mientras encima de la mesa esté la propuesta de un referéndum ilegal. Ya hemos anunciado que queremos modificar la ley para que se reconozca el delito por la convocatoria ilegal de un referéndum y de sedición agravada. Hay que darle al Estado de Derecho más mecanismos para defender la igualdad de oportunidades y que nadie pueda saltarse jamás la ley.

- ¿El presidente Sánchez no está siendo fiel al pacto por el que se aplicó el artículo 155?

- Es evidente que Sánchez está siendo más fiel a los que le han ayudado a sentarse en Moncloa que a quienes antepusieron los intereses de España por encima de los intereses de partido. Está hipotecado y esa hipoteca la vamos a pagar todos los españoles en forma de cesiones a los independentistas y de un empeoramiento económico de España.

- Las últimas cifras de empleo no han sido en absoluto malas.

- Esas cifras son herencias de las políticas del Gobierno del PP. Ahora hay un Gobierno en manos de partidos que quieren destruir España y que no puede gobernar, y esa inestabilidad política tiene consecuencias económicas sin duda. Se han celebrado cinco plenos para elegir la cúpula de RTVE y no han sido capaces de sacar adelante su golpe para hacerse con el control de la televisión pública. Han llegado a la votación del techo de gasto con sus socios en contra, y es evidente que en tres semanas han pasado de tener unos socios de investidura a tener solo sus 84 diputados. Por eso hace falta un PP fuerte, porque somos el único antídoto contra los separatistas y contra las peores políticas del peor PSOE que ha vuelto con Pedro Sánchez.

El perfil

Ingeniero de Telecomunica- ciones, Teodoro García Egea (Cieza, 1985) ya era en 2007, con 22 años, concejal en su localidad natal tras haberse iniciado en la política en las Nuevas Generaciones del PP en Murcia. Casado y padre de una hija, fue jefe de campaña de Pablo Casado en las primarias del PP y es diputado en el Congreso desde la X Legislatura. Aficionado a las carreras de montaña y al esquí de travesía, toca el piano y el clarinete.