Un hijo de la exalcaldesa de La Muela hizo pagos a Manos Limpias

El sindicato se querelló en 2015 contra el juez y la fiscal que investigaron a la regidora

Bernad, secretario general de Manos Limpias, fue detenido el 15 de abril
Bernad, secretario general de Manos Limpias, fue detenido el 15 de abril

Manos Limpias denunció por siete delitos al secretario judicial del magistrado Lajusticia en La Almunia por haber ejercido el cargo «sin haber obtenido plaza».

Un hijo de la ex alcaldesa de La Muela María Victoria Pinilla hizo tres transferencias a la cuenta de Manos Limpias entre abril y julio de 2015, en las mismas fechas en las que el sindicato interponía sendas querellas contra el secretario judicial de la «operación Molinos» primero, y contra el instructor de la causa, José Alfredo Lajusticia, y la fiscal del caso, Victoria Esponera. Los tres pagos, efectuados el 15 de abril, 4 de mayo y 15 de julio de ese año por Jorge Embarba Pinilla, suman un total de 1.150 euros –según la documentación a la que ha tenido acceso LA RAZÓN–, algo más de un tercio de la fianza que impuso al colectivo de funcionarios, en mayo de 2015, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza), al admitir la querella de Manos Limpias contra el secretario judicial de Lajusticia. Después de esa fecha, a esa denuncia inicial se sumó otra en diciembre contra el juez instructor y la fiscal ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Al igual que su madre –para quien la Fiscalía pide 35 años de cárcel y 141 de inhabilitación por corrupción urbanística– y más de una treintena de acusados, Jorge Embarba está a la espera de conocer la sentencia de la «operación Molinos», el mayor juicio por corrupción celebrado en Aragón, que quedó visto para sentencia el pasado marzo. Tras alcanzar un acuerdo de conformidad al reconocer los hechos y comprometerse a resarcir el perjuicio económico causado, se enfrenta a una petición de condena de un año de cárcel (frente a los cuatro años que pedía el Ministerio Público al comienzo de la vista).

Manos Limpias –a cuyo secretario general, Miguel Bernad, investiga la Audiencia Nacional por extorsión en el «caso Ausbank»– denunció por siete delitos (entre ellos los de usurpación y falsedad documental) al secretario judicial del magistrado Lajusticia en La Almunia por haber ejercido el cargo «sin haber obtenido plaza». Al haber participado en el grueso de las diligencias de la «operación Molinos», la iniciativa procesal comprometía la instrucción de la causa. El sindicato intentó sin éxito que la magistrada que se hizo cargo de la denuncia (que Manos Limpias interpuso en un principio en los juzgados de Zaragoza) rebajara la cuantía de la fianza, pero finalmente tuvo que abonarla para que siguiera adelante el procedimiento, en el que la propia ex alcaldesa de La Muela se personó como acusación en octubre del pasado año.

Meses después, en noviembre de 2015, Bernad –en prisión desde el pasado 18 de abril– anunció la interposición de otra querella (que se formalizaría un mes más tarde) ante el TSJA contra el juez instructor y la fiscal de la «operación Molinos» (en la que estaban procesados, entre otros, tanto la ex alcaldesa de La Muela como su ex marido e hijos) por negarse a perseguir delitos. Según el sindicato, se habrían negado a investigar a diversas sociedades y políticos, limitándose a imputar a «cabezas de turco».