Un hombre denuncia que el detenido intentó abusar de su hija de cinco años en 2004

El pederasta se alojaba desde el sábado en Murcia

La Policía Nacional detuvo en la tarde de ayer al pederasta indultado por el rey de Marruecos el pasado martes, mientras se encontraba alojado en un hotel de Murcia.

Esto ocurría el mismo día en que un hombre denunciaba en la comisaría de Guardamar del Segura, Alicante, que el detenido realizó tocamientos a su hija en el año 2004.

Los hechos, denunciados ayer, ocurrieron cuando la niña contaba tan sólo con cinco años de edad.

Daniel Galván Viña, que también había abusado sexualmente de once menores de entre dos y catorce años en Marruecos, llevaba desde 2011 cumpliendo una pena de prisión de 30 años, la más severa jamás dictada por la Justicia alauí por un delito de estas características.

Tras su puesta en libertad, regresó a España a través de Ceuta gracias a un documento consular y, posteriormente, se trasladó a la capital murciana.

Según el atestado policial, Galván llevaba siendo sometido a «una vigilancia y control discreto» desde la madrugada de ayer lunes por varios efectivos de la Policía, y fue finalmente arrestado alrededor de las cinco y veinte de la tarde en la habitación del hotel de Murcia en el que se hospedaba desde el día tres de agosto, situado en el número seis de la Avenida de Miguel de Cervantes.

Según ha confirmado el ministro del Interior, Jorge Fernández, la detención pudo realizarse «tan sólo una hora después de que la orden internacional de captura de la Interpol fuera emitida», todo ello gracias a la impecable actuación «tanto de la policía como del ministerio».

El detenido que, según cuenta el propietario del hotel, no opuso ningún tipo de resistencia ante los agentes, fue trasladado a Madrid durente la noche de ayer, y está previsto que a las once de la mañana de hoy pase a disposición del juez de guardia de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu.

La detención sucedía pocas horas después de que se anunciase que hoy llegarían a Madrid dos altos funcionarios pertenecientes al Gobierno alauí para reunirse con el director general de cooperación jurídica internacional del ministerio de Justicia , Ángel Llorente, con el que tratarán de coordinar una respuesta conjunta al conflicto generado a raíz del ya revocado indulto.

Esta reunión, según afirman desde Justicia, es una muestra del grado de colaboración y de comunicación que existe entre el ministerio encabezado por Alberto Ruiz-Gallardón y su homólogo marroquí, Mustafá Ramid, y del compromiso de ambos a la hora de hallar una solución.

El rey Mohamed VI había ordenado, debido a una equivocación de los servicios penitenciarios, el indulto de Galván y de otros 47 presos españoles, lo que causó una gran indignación entre la sociedad marroquí, que se echó a la calle organizando diversos actos de protesta en contra de la decisión del monarca.

En respuesta al clamor popular, este mismo lunes, el indulto del pedófilo fue revocado y las autoridades del país norteafricano solicitaron la orden de detención internacional contra él.