La importancia de comer bien en el aislamiento

Es una cuestión básica de salud, más que de estética.

Estamos atravesando una época de cuarentena que nos tiene a todos en casa, unos convalecientes con este Coronavirus, y otros esquivándolo, así pues vamos a aprovechar para cuidarnos y  mantenernos sanos con una alimentación antiaging y de longevidad.
Estamos atravesando una época de cuarentena que nos tiene a todos en casa, unos convalecientes con este Coronavirus, y otros esquivándolo, así pues vamos a aprovechar para cuidarnos y mantenernos sanos con una alimentación antiaging y de longevidad.Pixabay (nombre del dueño)

Estamos atravesando una época de cuarentena que nos tiene a todos en casa, unos convalecientes con este Coronavirus, y otros esquivándolo, así pues vamos a aprovechar para cuidarnos y mantenernos sanos con una alimentación antiaging y de longevidad. La doctora Ana Téllez, de las clínicas Téllez.

La investigación en biología, bioquímica, inmunología, dermatología y muchas otras disciplinas médicas, indica que nuestra dieta moderna, llena de alimentos refinados, grasas transfat y de azúcar, es la raíz de enfermedades degenerativas como la obesidad, el cáncer, la diabetes, las enfermedades del corazón, Parkinson, Alzheimer, depresión e infertilidad. Se trata de salud, hay que vivir más años y sin enfermedades. Somos lo que comemos y nos buscamos lo que no tenemos.

Hoy día ya está demostrado que sólo existe una causa de enfermedad: La acidosis.

Imaginad el daño que nos hacen los alimentos que generan ácidos que en los dientes provocan caries, es decir son capaces de dañar el esmalte dental y éste es más duro que el hueso. Una vez que que estos alimentos llegan al estómago tenemos sangre y orina ácidas. Estos ácidos van por todo el organismo provocando un daño celular que llamaremos inflamación silenciosa.

Este confinamiento, de por sí, genera ansiedad y está provocando que haya gente que esté cocinando más, picando más entre horas, y tomando más cantidad de dulce, hidratos, lácteos y sobre todo alcohol. Por lo que voy a dar unas pautas de alimentación antiaging para que cuando salgamos de la cuarentena, unos habiendo superado el coronavirus y otros habiéndolo conseguido esquivar, lo hagamos sin tener otra patología añadida.

• El azúcar es un alimento muy ácido sin embargo la miel natural es alcalina. Por lo tanto es preferible usar esto último.

• El gluten el trigo y harinas refinadas generan ácidos y serios problemas de colon, sin embargo el trigo sarraceno es muy digestivo y suple así la toma de hidratos de carbono.

• El zumo de naranja es muy ácido, no así el de limón, el ácido cítrico del limón se comporta como alcalino.

• La leche de vaca es muy inflamatoria por la lactosa y la proteína de la leche de vaca, sin embargo la leche de coco y de almendras están dentro de las grasas esenciales.

• El vinagre es muy ácido, podemos aliñar con limón.

• Respecto al alcohol y refrescos aquí la alternativa es el agua con limón.

• En cuanto a los almidones como el arroz y la patata, los cambiaremos por arroz integral o arroz basmati y por batata o boniato. Se trata de Salud, hay que vivir más años y sin enfermedades. Somos lo que comemos y nos buscamos lo que no tenemos.

El organismo es muy sabio, se depura y se detoxifica enseguida. Desde la primera semana con este tipo de alimentación nos sentiremos mejor, con más energía y menos hinchados, también vamos a observar una pérdida de peso y de volumen. Nada mejor que aprender a comer en esta cuarentena.