• 1

Cómo destetar a tu bebé

Cuando la madre decide destetar a su bebé debe contar con la información precisa ya que hacerlo mal puede traerle problemas como una mastitis

  • Image
    / GTRES ONLINE

Tiempo de lectura 8 min.

29 de diciembre de 2017. 08:46h

Comentada
Redacción.  29/12/2017

En castellano entendemos por destete el momento en la que el bebé deja totalmente de ser amamantado por su madre. La realidad es que el destete empieza en el momento en el que el bebé ingiere alimentos sólidos, y el proceso de destete puede finalizar totalmente días, meses o años después. Así pues cuando una madre habla de destetar a su bebé menor de 6 meses o incluso de un año, hablamos de un destete dirigido por la madre. Las recomendaciones institucionales de salud son mantener una lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses y luego complementada con otros alimentos un mínimo de 2 años; dicho esto la realidad de cada madre es la que es, y solo ella debería decidir qué quiere hacer y hasta cuando quiere dar el pecho y en qué momento quieren destetar. Alba Padró i Arocas, asesora de lactancia del grupo ALBA LACTANCIA MATERNA e IBCLC, nos ofrece una serie de consejos para hacerlo sin traumas.

¿Qué edad tiene el bebé?

Esta es la primera información que necesitamos saber a la hora de planificar un destete, puesto que no es lo mismo un bebé que solo toma leche materna y que va tener que seguir tomando teta, a uno que ya toma alimentos sólidos.

Para los bebés menores de 6 meses:

Cuando un bebé tiene menos de 6 meses, su principal alimento es la leche. Así que en el caso de que quieras destetar vas a tener que ofrecerle leche tipo 1 en sustitución de tu leche.

Lo ideal es empezar poco a poco, sustituyendo una toma de pecho por una de biberón. A pesar de que existen otras maneras de ofrecer la leche artificial, el recipiente que normalmente se usa para ofrecer la leche a los pequeños es el biberón. Si el bebé nunca ha tomado biberón a veces suele ser complicado que lo acepten. Les da asco o no saben ni cómo agarrarse a él y extraer la leche. Suele ser un peregrinaje el encontrar la tetina que les gusta y que les permite extraer la leche con comodidad.

Una vez han aprendido a succionar el biberón y han aceptado la leche artificial podemos ir sustituyendo tomas de pecho. Es muy importante ir controlando el pecho e ir sacando leche si es necesario o el pecho se llena en exceso. En ningún caso se recomienda tomar la pastilla para “cortar la leche”, fajarse los pechos, no tomar líquidos o cualquier medida que cause dolor.

Cómo destetar a tu bebé

¿No debo tomar la pastilla?

Existe una medicación cuyo efecto secundario es el de reducir la prolactina en sangre, esta hormona es una de las principales hormonas encargada de modular la producción de leche durante la lactancia. Pero cuando la lactancia ya se ha iniciado, cuando el mecanismo de subida de leche se ha puesto en funcionamiento esta medicación no hace nada de nada. La glándula seguirá produciendo leche aunque te la tomes y en contra de lo que crees, la leche no desaparece. La única manera de conseguir disminuir la producción de leche es ir sacando, de manera manual o con sacaleches, un poco menos de leche cada día. Esta es la manera más eficaz e inocua de ir dejando de producir leche.

¿Qué leche le doy?

Puedes elegir la leche de inicio o tipo 1 que prefieras o que te recomiende el farmacéutico. Las leches artificiales, en lo que a su composición se refiere, son iguales por ley. Las variaciones entre unos u otras son mínimas, así que lo mejor es ir buscando la que a tu bebé le siente mejor.

¿Cómo le debo ofrecer la leche?

La leche artificial al igual que la leche materna se ofrece a demanda. No hay razón para mantener reglas rígidas o hacer esperar al bebé para que coma a unas horas determinadas. Es muy importante que le des el biberón “imitando” la alimentación al pecho. Es decir: que lo tengas sentado en el regazo y que vayas alternando su posición, que mantengas el contacto visual todo lo que puedas durante la toma, que esta sea lo más lenta posible (mantener el biberón lo máximo de horizontal posible es de gran ayuda) a fin que el bebé decida qué cantidad de leche quiere, que nunca le obligues a terminarse la leche y que tengas en cuenta que el bebé va a necesitar un tiempo de succión extra. Si el bebé no tenía chupete es posible que ahora lo necesite para poder tranquilizarse y relajarse.

Cómo destetar a tu bebé

A partir de los 6 meses hasta el año:

Una etapa llena de novedades y es que a partir de los 6 meses es que los bebés empiezan con la alimentación complementaria por lo que al iniciar un destete dirigido debemos tener ciertas situaciones presentes.

¿Qué tipo de leche le tengo que dar?

A pesar que a partir de los seis meses se recomienda ofrecer al bebé leche de continuación o tipo 2, siempre que sea posible es mejor ofrecer la leche de inicio o tipo 1, puesto que es la leche más adaptada a las necesidades del bebé. Cuando el bebé llegue al año podrás pasar a la leche de vaca entera normal, eso sí, evitando el uso de leches tipo 3 o de crecimiento que no aportan nada al bebé, salvo un exceso de azúcares nada deseables.

¿Cómo lo hago?

Pues al igual que en el destete de un bebé de menos de 6 meses, lo ideal es ir sustituyendo tomas de manera gradual para dar tiempo al pecho y al bebé de ir aceptando la nueva situación. Piensa que cuando son más mayores tienen claro lo que quieren y puede ser más complicado que acepten la leche artificial o el biberón. El proceso va a requerir más paciencia y amor. Siempre que sea posible empieza eliminado las tomas de la mañana, sigue por las de la tarde y elimina las últimas la de la noche, que suelen ser las más complicadas de dejar por parte del bebé.

Cómo destetar a tu bebé

¿Se la doy yo o mi pareja?

Muchas parejas, si es posible por horarios y trabajo, optan porque sea el padre el padre u otra persona la que ofrezca la leche artificial. En primer lugar lo que debes pensar es qué quieres tú, cómo te sientes y qué prefieres.

Es probable que el bebé te pida pecho si está contigo y rechace el biberón, pero esto no impide que haga lo mismo estando con su padre. Así que valora qué es lo que te parece mejor y pide la implicación total de tu pareja si crees que así os va a resultar todo más fácil.

¿Cómo lo hago para que no se traumatice?

Si el bebé está acompañado, si a pesar de no poder mamar le ofreces todo tu cariño, le acompañas en el proceso y le consuelas... le vas a ayudar a superar este proceso de la mejor manera posible.

¿Y si no es en biberón, cómo le doy la leche?

Hay muchos otros métodos para ofrecer la leche y si nunca ha tomado biberón empezar con él ahora quizá no es la mejor idea, puesto que al llegar al año el odontopediatra te indicará que debes retirarlo por el riesgo de caries y otros problemas dentales derivados de su uso.

Si eliges darle la leche en biberón evita que lo tenga en la boca a modo de chupete, nunca le dejes solo con él en la boca ya sea de noche o de día, y al igual que las madres que siguen con la lactancia cuida su alimentación y empieza con la higiene dental a partir de la salida del primer diente.

Otra manera de ofrecer leche son los vasitos de aprendizaje o de inicio que suelen ser más fáciles de aceptar por parte del bebé que las tetinas, en el caso no haberlas usado anteriormente.

Cómo destetar a tu bebé

¿Qué le doy primero, la leche o la comida?

Los bebés, tomen leche materna o artificial son lactantes, lo que quiere decir que la leche es el principal alimento. Siempre ofrece primero la leche, la cantidad que el bebé quiera y luego los alimentos, para que de esta manera el bebé se puede autoregular.

¿Cuánto tiempo voy a tardar en conseguir que se destete totalmente?

Pues la duración del proceso depende de varios factores y de la aceptación del bebé. Si el destete dirigido puede ser gradual y respetando la adecuada aceptación del bebé de la nueva situación siempre es mucho más adecuado que un destete brusco que suponga un cambio extremo tanto en la manera de alimentarse como en la manera que tiene mamá y bebé de relacionarse.

En resumen el destete como cualquier otro proceso debería ser, siempre que sea posible, gradual y respetuoso para madre y bebé. Y es que el destete, y el final de la lactancia significan el cierre de una etapa y la inicio de una nueva manera de relación entre madre y bebé. El destete es un proceso más que forma parte de la lactancia y por ello debemos de proveer de información adecuada a las madres para que cuando decidan que ha llegado su momento tengan toda la información que requieran.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs