Europa

Las españolas son las europeas que más usan la copa menstrual

Las españolas son las europeas que prefieren este método de protección, por delante de Reino Unido, Portugal y Alemania

El ciclo menstrual es un signo vital y un indicador del estado general de la salud de la mujer. A lo largo de la historia, los productos de protección menstrual han progresado mucho con el objetivo de mejorar la calidad de vida e, incluso, revolucionar la forma de entender la regla. Este es el caso de la copa menstrual: reutilizable, respetuosa con el medio ambiente, ergonómica y segura para el cuerpo.

El ciclo menstrual es un signo vital y un indicador del estado general de la salud de la mujer. A lo largo de la historia, los productos de protección menstrual han progresado mucho con el objetivo de mejorar la calidad de vida e, incluso, revolucionar la forma de entender la regla. Este es el caso de la copa menstrual: reutilizable, respetuosa con el medio ambiente, ergonómica y segura para el cuerpo.

Según un estudio publicado el 17 de julio de 2019 por la revista The Public Lancet Health “Uso, pérdidas, aceptación, seguridad y disponibilidad de la copa menstrual: revisión sistemática y metaanálisis”. Investigación que incluye 43 estudios y datos de más de 3.300 mujeres. las copas menstruales son seguras y, no se ha encontrado un mayor riesgo de infección en mujeres y niñas de Europa, siendo además tan eficaces como otros métodos de protección.

Si bien, esta investigación afirma que todavía hay cierto desconocimiento sobre este método revolucionario. Y no es de extrañar. Cada día más de 800 millones de mujeres menstrúan y en muchos países en vías de desarrollo, todavía existe un tabú en torno a la regla, y muchas niñas y mujeres no saben cómo tienen que lidiar con ella. “Esto crea una barrera para estas mujeres y, en consecuencia, también para la sociedad”, afirman los expertos de INTIMINA, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina.

Sin embargo, hay datos favorables. Son cada vez más las mujeres que se animan a usar este método de protección seguro y fiable para su salud íntima. Nuestro país es líder en venta de copas en Europa por segundo año consecutivo. Según los datos de INTIMINA Análisis de venta realizado entre el 01 de enero de 2019 y el 30 de junio de 2019, las españolas son las europeas que más apuestan por este método de protección, por delante de Reino Unido, Portugal y Alemania. Según INTIMINA, “las españolas son conscientes de las innumerables ventajas de la copa menstrual: no absorben, sino que recogen el fluido, respetan el equilibrio íntimo y no producen sequedad”.

Copas menstruales compactas, las preferidas de las españolas

La compañía también ha analizado las copas más usadas por las españolas. En este sentido, las jóvenes se animan por aquellas con un formato innovador (Lily Cup Compact – primera copa plegable del mundo-), mientras que las que ya han sido madres prefieren hacer uso de aquellas con un formato más clásico.

La Lily Cup One (copa diseñada especialmente para adolescentes) y la Ziggy Cup (primera copa para cérvix bajo y que se puede usar durante las relaciones sexuales), son recientes lanzamientos y están empezando a ser conocidas por las mujeres españolas.

Cinco claves para elegir bien la copa menstrual ante el auge de modelos ‘Low cost’

1. El tamaño: busca una copa que se adapte a tus necesidades

Hay un tamaño de copa menstrual para cada mujer y haber dado a luz por parto vaginal es uno de los factores determinantes a la hora de seleccionarlo. Las copas de INTIMINA (Lily Cup y Lily Cup Compact) tienen dos tamaños diferenciados por dos colores: tamaño A (rosa clarito), para mujeres que no han dado a luz o lo han hecho por cesárea, o tamaño B (rosa oscuro), para aquellas que han dado a luz por parto vaginal o tienen el suelo pélvico débil.

Si eres adolescente y buscas una copa para las primeras reglas, la Lily Cup One es perfecta ya que cuenta un aro para facilitar la extracción y un borde doble a prueba de fugas.

2. Los materiales: prioriza la máxima seguridad

La copa menstrual es una opción respetuosa con el cuerpo de la mujer frente a otros productos de higiene íntima. No irrita y no produce sequedad. Las copas de INTIMINA están fabricadas en silicona de grado médico biocompatible, un material no poroso que previene el crecimiento bacteriano, lo que la hace muy higiénica.

Además, están diseñadas para una larga duración, sin sacrificar su valor ni rendimiento. Cada uno de los componentes usados han sido testados, sin tóxicos ni ftalatos (grupo de compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores), a la vez que cumplen los requisitos para alcanzar los máximos estándares de calidad.

3. La comodidad: ten en cuenta su ergonomía

Las copas menstruales están diseñadas para adaptarse a la anatomía de la mujer de la manera más cómoda posible. En concreto, las de INTIMINA son ultra suaves y forman un sellado con las paredes de la vagina completamente seguro. Con el efecto vacío se asegura de que la copa no se mueva ni el flujo se desborde. Y cuenta con una solapa anti-desbordamiento para evitar posibles fugas y un tallo de fácil sujeción. Ofrece una textura única que asegura que la copa se mantenga firme durante su uso.

4. Inversión a largo plazo: ahorra dinero sin renunciar a la calidad

Una copa menstrual puede usarse hasta 10 años, por lo que puedes ahorrar una media del 75% de lo que solías gastar en otros productos de higiene íntima. Si vas a cambiarte a las copas menstruales, ten en cuenta que la inversión es mínima, pero debes fijarte en la calidad del producto.

Con las copas menstruales de INTIMINA gastarás menos de 3 euros al año. Una inversión que merece la pena para el bolsillo y la salud.

5. Eco: respetuosa con el medioambiente

Unos 100 mil millones de tampones y de compresas se desechan cada año al vertedero. Utilizar la copa menstrual supondrá un cambio significativo para el medio ambiente. En este sentido, INTIMINA trabaja creando productos que tengan significativamente un impacto muy reducido en el entorno natural.

Desde INTIMINA aseguran que “ante el auge de las copas menstruales ‘low-cost’, es importante invertir en un producto de calidad para asegurar sus hasta 10 años de vida útil. Las mujeres que adquieren una copa menstrual, además de querer ahorrar frente al gasto que supone el uso de compresas y tampones, también quieren que sea cómoda y respetuosa con su cuerpo y con el medio ambiente. Nuestra misión es seguir innovando para ofrecer copas menstruales que se adapten a cada tipo de mujer siempre cumpliendo con los mayores estándares de calidad”.