Actualidad

¿Qué ventajas tiene quedarte embarazada en otoño?

Nacer en verano ofrece numerosas ventajas tanto a la mamá como al bebé

Nacer en verano ofrece numerosas ventajas tanto a la mamá como al bebé
Nacer en verano ofrece numerosas ventajas tanto a la mamá como al bebé

Si estás pensando concebir ahora en el final del verano y comienzo del otoño, deberás saber que tener un bebé al final de la primavera y principios del verano está lleno de ventajas tanto para la madre como para el bebé.

Después de unas merecidas vacaciones, son muchas las parejas a las que la vuelta a la rutina no les echa para atrás a la hora de lanzarse a por el embarazo. Y es que, a pesar de que es una época que muchos pueden considerar algo complicada para intentar tener un bebé, lo cierto es que también hay buenas razones para quedarse embarazada en otoño. Desde luego no todas las parejas pueden elegir cuándo quedarse en estado ya que no siempre se consigue el embarazo a la primera. Pero si estás pensando concebir ahora en el final del verano y comienzo del otoño, deberás saber que tener un bebé al final de la primavera y principios del verano está lleno de ventajas tanto para la madre como para el bebé.

Ventajas

-El final del embarazo en el que la mujer se encuentra más incómoda coincidirá con el comienzo del verano cuando las temperaturas no son todavía extremas por lo que sufrirá menos de hinzachón de pies, piernas...“Conseguir el embarazo durante las primeras semanas de esta estación supone evitar que coincida el último trimestre con los días de más calor, momento en el que se sufren, todavía más, síntomas como la hinchazón de extremidades”, señalan los expertos de Ava, compañía médica suiza creadora de la pulsera capaz de detectar los días fértiles de cada mujer. Lo mismo ocurre con las varices, que también se sufren más con las altas temperaturas, debido a que el calor dilata las venas. Otra razón para concebir al principio del otoño es que podrás disfrutar de la playa mucho más que si dieras a luz en agosto o septiembre.

-La radiación solar en otoño e invierno es menos intensa y con menos horas lo que favorecerá que la piel del rostro se exponga tanto provocando futuras manchas.

-Muchas mujeres tienen muchísimo sueño al comienzo del embarazo por lo que el organismo percibe como algo más natural el irse a la cama antes de las diez de la noche con oscuridad total que, sin embargo en verano a esas horas, no tendría.

-Los recién nacidos apenas tienen las defensas que la leche materna les aporta y el riesgo de contagiarse de algún virus, especialmente del sinticial respiratorio, desciende considerablemente si nacen en verano. Si además tienen hermanitos en etapa escolar más que probable estén de vacaciones.

-La mayoría de las personas del entorno de los padres tendrán vacaciones coincidiendo con los dos primeros meses del bebé lo que facilitará que estén más acompañados y con más ayudas.

-El buen tiempo es idóneo para salir a dar largos paseos que beneficiarán enormemente a los dos; a la mamá porque es un ejercicio suave para ir recuperándose del parto y al bebé porque la luz solar indirecta es muy buena para su necesidad de vitamina D.

Son numerosos los estudios que determinan las ventajas de nacer en un momento concreto. En este caso, los bebés concebidos durante las primeras semanas de otoño nacerán a principios de julio. De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad de Cambridge, los niños nacidos durante este mes son más altos al alcanzar la edad adulta. Y no solo eso, sino que, debido a un clima más soleado, las personas que cumplen años en julio son más optimistas y positivas que las nacidas en otras estaciones del año.

Teniendo todo esto en cuenta, seguramente muchas mujeres se pregunten cómo planificar el embarazo en una determinada época. Por suerte, la tecnología ofrece cada vez más opciones para realizar un seguimiento del ciclo menstrual. Es el caso de la pulsera Ava, un wearable que la usuaria solo tiene que ponerse para dormir, momento en que mide hasta nueve parámetros fisiológicos. Basta con sincronizar la pulsera con la app para smartphones al día siguiente para saber si está en un día de baja o alta fertilidad.