¿Qué es la tricotilomanía, el extraño trastorno que sufre la hija de Noemí Salazar?

La hija de Noemí Salazar, de cinco años, sufre este raro trastorno desde que era un bebé.

Noemí Salazar
Noemí SalazarInstagram

Noemí Salazar, ex concursante de la pasada edición de Gran Hermano VIP, ha querido compartir con sus seguidores el raro trastorno que sufre su hija de 5 años: la tricotilomanía. Un problema que puede definirse como un trastorno de la conducta que suele presentarse en la infancia y que tiene muy preocupada a la reina del “brilli brilli” desde que le fuera diagnosticado a su pequeña cuando era tan sólo un bebé.

La tricotilomanía es el hábito o comportamiento recurrente, compulsivo e irresistible dirigido a arrancarse el propio cabello o los vellos de distintas zonas del cuerpo provocando desde pequeñas pérdidas de cabello hasta calvicie severa. Aunque la edad clave de este trastorno suele producirse en niños de entre 9 y 13 años, la hija de Noemí Salazar lo empezó a desarrollar cuando era tan sólo un bebé.

Este tipo de patología, cuyo desarrollo puede estar influido por depresión o estrés y, en los casos más severos, llegar a provocar tricofagia cuando, quién lo sufre, además de arrancarse el pelo, lo masca o ingiere provocándose severas obstrucciones en el aparato digestivo. Debido a las implicaciones sociales, es un trastorno que suele ocultarse y esta es la razón de que la estrella de los Gipsy Kings se ha decidido a exponerlo públicamente.

“Vengo a comentar un tema que probablemente mucha gente lo esté sufriendo y quiero ayudar. Mi niña tiene el problema de la tricotilomanía, es decir, se tira del pelo de forma compulsiva y se lo arranca. Lleva haciéndolo desde que era bebé pero, ahora, como es más mayor y le he explicado las cosas, parece que lo ha entendido y ha dejado de hacerlo”, ha comenzado diciendo Noemí en sus redes sociales.

La niña que se llama igual que su madre, Noemí, es fruto de su unión con Antón Suárez, con quién lleva 8 años de relación. Muy volcada en su familia y preocupada por las secuelas que este trastorno ha ocasionado a su pequeña y ha relatado con todo detalle la dolencia que ha precisado de tratamiento psicológico.

Noemí ha explicado con todo detalle la dolencia que tanto le hace sufrir a ella y a su hija.

Según ha confesado Noemí su hija lleva padeciéndolo desde que era muy pequeña. “Lo hace cuando está relajada, de manera inconsciente cuando está dormida. Aunque ahora lo haga menos, el problema es que de tanto tirarse del pelo se le ha quedado muy débil".

Para tratar de ocultar las secuelas físicas del mal que le aqueja, Noemí ha llevado a su hija a la peluquería para someterla a un tratamiento de aceites esenciales y ha explicado, adelantándose a las críticas, que el tratamiento psicológicos que ha precisado su hija no ha dado el resultado esperado. “Quiero compartir este problema porque se va a someter a un tratamiento completamente natural en la peluquería. Sé que me vais a decir que lo primero que tengo que hacer es consultarlo con un psicólogo antes que con un dermatólogo... La he llevado ya a un psicólogo infantil, es conveniente hacerlo pero a mí no me ha funcionado mucho. A fin de cuentas es una niña y no entiende lo que le ha dicho el psicólogo”.

Noemi que ha asegurado que “lo he pasado muy mal con este tema” igual que su hija: “la niña lo ha pasado muy mal en el colegio, porque las otras niñas tienen más pelo”.

Por eso, ha compartido en sus redes el pavor que produce a su pequeña ir a la peluquería y ha mostrado cómo ambas se enfrentaban a este complicado momento. “Mi hija es muy rara porque nunca quiere ir a la peluquería y se pone siempre a chillar, a llorar, pero la he ido concienciado. Estoy muy contenta porque tengo muchas expectativas con el tratamiento”, ha dicho.

Pero, sorprendentemente, la niña ha aparecido en sus “stories” de lo más relajada y contenta: “Me van a dejar el pelo largo”, ha dicho la pequeña antes de entrar a la peluquería. Aunque no ha mostrado aún en sus redes sociales el resultado del tratamiento, Noemí se ha mostrado muy esperanzada.