Esther Doña se reinventa y no se esconde: ¿Es esta su nueva pareja?

El pasado miércoles, fue vista de compras con un atractivo acompañante, al que ya no oculta

Esther Doña y su misterioso acompañante
Esther Doña y su misterioso acompañante FOTO: GJN GTRES

Esther Doña perdió a Carlos Falcó el pasado 20 de marzo y desde entonces, se ha mantenido en un perfil bajo. Aunque vive holgadamente gracias a su consorte que le dejó en usufructo sus bienes, la llamada cuota viudal, su fama le ha permitido convertirse en colaboradora de televisión en «Las Mañanas» de TVE, y hacer alguna portada en «¡Hola!» Sigue siendo la marquesa viuda de Griñón aunque el título haya pasado, por voluntad del difunto, a la hija que tuvo con Isabel Preysler en vez de a sus hermanos mayores.

De una indudable belleza y elegancia, Esther Doña empieza a reinventarse y ha contratado los servicios de una experta en comunicación, Luisa Mata, para convertirse en comunicadora experta en mujeres, «lifestyle» o temas de salud. Actualmente, vive sola con su mascota, en la casa que poseía antes de conocer a Carlos Falcó, a las afueras de Madrid. Pero suele dejarse ver por los sitios de moda, especialmente, en el barrio de Salamanca.

Esther Doña viuda del Marques 
de Griñon
Esther Doña viuda del Marques de Griñon FOTO: Jesus Cordero Jesus Cordero

Fue allí donde esta semana, concretamente el pasado miércoles, fue vista de compras con un atractivo acompañante, al que ya no oculta. Los paparazzi la siguieron hasta uno de los restaurantes más divertidos y discretos de la Milla de Oro, «El Babero», propiedad de Cuchy, la hija de Florentino Pérez. Allí se reunió con otra pareja y degustaron una comida sin protocolos y marcada por la complicidad más que evidente entre la viuda y su desconocido (y posible) nuevo amor.

Esther y su atractivo acompañante de pelo blanco, conscientes de la existencia de fotógrafos en los alrededores, evitaron muestras efusivas de afecto en público, pero sus manos se entrelazaron en varias ocasiones bajo la mesa. Tras el agradable almuerzo, la pareja abandonó el local, mientras sus amigos alargaban un poco más la sobremesa. Fuera, a unos cien metros, dos cámaras y varios fotógrafos aguardaban para hacer las primeras fotografías de Esther, que ya no se esconde.

Esther Doña
Esther Doña FOTO: Jesús Cordero

Puestos en contacto con ella para confirmar la identidad del que podría ser ya el sustituto en su corazón del marqués de Griñón, este medio no ha tenido a cierre de esta edición ninguna respuesta. Hasta ahora, han sido varias las ocasiones en que Doña ha sido vista en compañía masculina, pero siempre ha desmentido que fueran algo más que amigos. Uno de ellos, Alberto, con el que salió de la mano en una portada, dijo que era tan solo «un vecino con el que mantiene una buena relación». Aún así, en su última entrevista en «¡Hola!» aseguró que espera volver a enamorarse ya que es «una persona que necesita una pareja». Es más, añadió que «Carlos me decía: el día que ya no esté en este mundo, lo primero que haré será buscarte una pareja. Estoy tan feliz contigo que otro hombre debería experimentar lo que yo siento».