Egos TV

Tom Brusse, el concursante perfecto que no pudo ganar ‘Supervivientes’

El francés se ha quedado a las puertas de la gran final pero ha demostrado ser un de los mejores a la hora de hacer televisión.

Tom Brusse en 'Supervivientes 2021'
Tom Brusse en 'Supervivientes 2021'Mediaset

“La audiencia ha decidido que el concursante salvado sea... ¡Olga Moreno. Así anunciaba Jorge Javier la decisión de la audiencia tras un duelo semanal de lo más complicado. Tom Brusse quedaba eliminado y ha tenido que conformarse con su puesto de quinto finalista.

El francés sufrió un pequeño ataque de ansiedad momentos previos a conocer el veredicto, manifestando que el hecho de llegar a la gran final suponía para él una de las mejores cosas de su vida. Emocionado y sin apenas poder articular palabra, el concursante recibía los aplausos y felicitaciones de casi todos los presentes en plató, quienes han seguido su trayectoria y evolución desde el minuto uno.

Tom no ha sido perfecto, ni mucho menos. Su comportamiento ha sido desacertado en varias ocasiones. Melyssa Pinto, Olga Moreno o Alejandro Albalá han sido ‘víctimas’ de su cara más oscura, de su falta de compañerismo o de cierto egoísmo por su parte. Pero Jorge Javier Vázquez no se equivoca cuando dice que Tom Brusse es uno de los aciertos de esta edición.

Tom Brusse y Alejandro Albalá
Tom Brusse y Alejandro AlbaláMediaset

El ex de Sandra Pica tiene todos los ingredientes necesarios para ser un gran concursante en el reality que sea. Genera contenidos y vídeos, conoce perfectamente qué es lo que funciona en cada momento y cómo tiene que actuar con cada persona. Se emociona con frecuencia y hace partícipe a la audiencia de sus sentimientos sin esconderlos, transmitiendo verdad aunque no siempre la tenga. Su relación sentimental con Sandra y la presencia de la joven en Honduras para romper con Tom no logró convencer, pero sí generó numerosos contenidos en televisión.

Tom Brusse y Sandra Pica en Honduras
Tom Brusse y Sandra Pica en HondurasMediaset

Brusse ha luchado en las pruebas, ha hecho reír -y llorar- a sus compañeros supervivientes, a la audiencia y al propio Jorge Javier, al que logró conquistar desde los tiempos de las tentaciones. El concursante ha sabido seguirle el juego en cada gala, con las palabras perfectas y sin excederse en su discurso, formando una trama semanal que ya forma parte de la historia del formato. Con lo bueno y todo lo malo, Tom no deja indiferente, y de eso se trata en televisión.